La “Audiencia” crece y crece: summun ius summa iniuria

Jerónimo Erro 15 diciembre 2010 Claves

Dos siglos antes de Cristo, el autor romano Terencio dió a luz uno de los aforismos latinos más exitosos, paradójicos y sabios de la historia: “Summun ius summa iniuria”, o sea, que el engorde desmesurado del derecho suele provocar la mayor de las injusticias. El edificio que es sede en la actualidad del Parlamento Foral fue durante ciento cuatro años suficiente para albergar, en un mundo sin discos duros, todo el papeleo judicial del antiguo Reyno. Después del traslado al nuevo edificio, efectuado en 1996, han bastado trece años judiciales para tener que incrementar la superficie del complejo en un 20%. Las autoridades sacan pecho en la inauguración de las nuevas salas como si cualquier inauguración fuera necesariamente gloriosa. No se dan cuenta de que, a lo mejor, en este caso no conviene presumir tanto de estos casi 20.000 metros cuadrados judiciales.
Se perfectamente que estoy haciendo un chiste al tomar la consecuencia por la causa. No creo que por empeñarnos en hacer tribunales más pequeños se fuera a reducir el agobio judicial. Pero déjenme al menos poner esta noticia en el debe. Cuando nos decidamos a progresar de verdad lo notaremos, entre otras cosas, en la simplificación de la justicia.

Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. spurgus says:

    Estoy con Ud. don Jerónimo. Acudir a todas horas al Juzgado, someterlo todo al derecho, es muy mala señal de la salud de una sociedad.

    Nos quejamos de la corrupcion de la politica y las altas esferas, pero a poco que uno escarba, se la encuentra en todas partes: desde el “pobre” que vive de inventar siniestros en el autobus (yo he conocido a uno que cada año tiene -el o algún miembro de su familia- una caída en autobuses de Pamplona, para cobrar del seguro sus imaginarias lesiones), hasta las empresas de construcción de infraestructuras que “convencen” a los políticos de la necesidad de llevar a cabo megaproyectos (ahora el recrecimiento de Yesa) con unos costes exhorbitantes. Aquí todo el que puede engaña al otro, el patrón al trabajador, y éste al patrón: todos a la comunidad, y mariquita el último.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 28 de abril de 2014