Los independentistas vascos quieren una selección nacional, pero aún no tienen nombre para la nación que supuestamente representa

Redacción 1 diciembre 2010 Noticias
Imagen de Los independentistas vascos quieren una selección nacional, pero aún no tienen nombre para la nación que supuestamente representa

Nuevo episodio esperpéntico en el periplo de la selección de fútbol de Euskadi, ¿o de Euskal Herria? Quienes reclaman la oficialidad de una selección vasca, como símbolo de la identidad nacional, ni siquiera son capaces de ponerse de acuerdo en el nombre de la nación de la cual la selección ha de ser el símbolo. Si en los últimos años ha sido imposible celebrar un partido por no ponerse de acuerdo los propios nacionalistas en si la nación vasca se llama Euskadi o Euskal Herria, este año habrá partido aunque no punto final a la polémica. De hecho, ante la imposibilidad de decidirse por uno de los dos nombres, se ha determinado denominar a la selección como Euskal Selekzioa. En medio de este desbarajuste conceptual, lo más adecuado con diferencia parece la fecha.

Euskadi vs Euskal Herria

Si bien históricamente han existido un pueblo vasco y una lengua vasca, nunca cristalizaron en un reino ni un estado. Existieron Guipuzcoa, Alava y Vizcaya o Navarra, pero o no incluían a todos los vascos, o incluían a muchos otros que no eran vascos. Nada extraño pues el estado no es un concepto que coincida con el de lengua ni con el de raza, como demuestra el hecho de que ni todas las personas que hablan el mismo idioma tienen porqué ostentar la misma nacionalidad, ni todas las personas que ostentan la misma nacionalidad tienen porqué pertenecer a la misma raza. Así pues el nacionalismo vasco, creado a partir del concepto de raza, se encontró a finales del siglo XIX con que su ideal nacional, como nunca había existido, había que inventarlo. Y así surgieron como invenciones de Sabino Arana el neologismo Euskadi o la Ikurriña en 1894. Aunque al nacionalismo actual se le llene la boca hablando de la historia, en 1894 el nacionalismo vasco propiamente dicho no tenía pasado.

La perversión del término Euskal Herria

Sin una base histórica en la que apoyar siquiera la denominación de la nación a partir de la cual sustentar el nacionalismo, el término inicialmente adoptado fue el de Euzkadi/Euskadi, basado exclusivamente en la autoridad moral de su creador Sabino Arana. El término se fue quedando pequeño para incluir a Navarra y vampirizar una legitimidad histórica por lo que una parte del nacionalismo adoptó otro que sí tenía tradición, y que es el de Euskal Herria. El problema es que el término Euskal Herria, equivalente a Hispanidad, aludía al conjunto de hablantes del euskera, no definía una nación ni un estado histórico concreto, ni unos límites geográficos, carecía de significado político y, de hecho, era un término pacífico incluso para los no nacionalistas.

PNV vs Batasuna

Los partidarios del término Euskadi y del término Euskal Herria, como se visualiza también en el caso de la disputa por la denominación de la selección de fútbol, presentan una clara adscripción ideológica. Quienes prefieren el término Esukadi pertenecen claramente a la órbita del PNV, mientra que quienes optan por el término Euskal Herria pertenecen más bien a la órbita de Batasuna. Paradójicamente, señal de que la perversión del término Euskal Herria pertenece a un pasado muy reciente, el propio nombre de ETA (Euskadi Ta Askatasuna) es una prueba de que Euskadi era la referencia nominal incluso para el propio grupo que ahora propugna la implantación de Euskal Herria.

Navarra

Todo lo anterior nos ayuda a entender cómo es posible que, entre todos los territorios con los que cuenta para construir su estado ideal, sea precisamente en Navarra donde menos implantación tiene el nacionalismo vasco. Y la explicación de este curioso fenómeno, allí donde supuestamente el nacionalismo debería estar más implantado, es que el 75% de los navarros guarda perfecta memoria histórica y sentimental de que Navarra siempre ha sido algo anterior a Euskadi y distinto a Euskadi. Y en eso seguimos estando.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (10)
  1. VG says:

    Por cierto, ¿se han fijado en que al euskera ahora lo llaman euskara? ¿Alquien me lo puede explicar?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Luis says:

    Vamos a ver si Euskadi es un invento que tiene unos 100 años y si Euskal herria no existe como nación, ni territorio, ni provincia, ni población…Yo propongo el nombre de Vaskilandia, puestos a inventar, de esa forma sería la selección del país de las maravillas.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. VG, la diarrea nazionalista de Sabino, era un completo desastre sin referencias históricas ya que todo era de nuevo cuño, y dificilmente podían defender tales argumentos desde el ejercicio cabal.

    Para evitar todo eso, en 1919 de mano de un navarro abducido por el nazionalismo sabiniano, Arturo Campión, se fundó la real academia de la lengua vasca, lugar desde donde dar oficialidad a todos esos delirios, donde marcar las pautas que todo buen gudari debería de seguir con fe ciega.

    Así de primeras, en lugar de asimilar como originales los dialectos vascófonos “puros” como pueden ser el Roncalés o el Salacenco, se optó por hacer borrón y cuenta nueva, y crear un “euskera” a la carta, comenzando por el propio nombre que le identifica, pues hasta en las obras de Sabino, al idioma como tal se le tiene por el nombre de Vascuence.

    Y es en esta academia, y de mano de estos nazionalistas donde comienzan las reglas de los partos que sufrimos hoy:

    A,B,D,F,G,H,I,J,K,L,M,N,O,P,R,S,T,U,Y,Z.

    Ese fue su primer alfabeto en un claro intento de “desespañolizarse”, mostrándose de primeras completamente ineficaz por carecer de la E…elemento que tuvieron que recuperar al poco tiempo.

    Pero de ahí vinieron las tx en lugar de ch ya que la C no existe, las tz, la k por la q, eliminar la Ñ de un pulmazo por cañí para terminar manteniendola ya por fuerza porque Iruña no sería lo mismo sin ella, y dificilmente pudieran defender su desaparición histórica después de lo que les costó que el pueblo asimilase tal palabro.

    Y como todo invento artificial, para que alguien se la trague de vez en cuando necesita de irreflexivas modificaciones a la carta…como el euskara que mecionas, o el Iruña-Iruñea, o tantos como quieras encontrar…pues cada dia que pasa suman uno a su histórico proceder.

    Un saludo.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. VG says:

    Muchas gracias por tu respuesta, Esp2000Navarra. Creía que sólo eran ganas más o menos conscientes de distanciarse del reconocimiento de la RAE, al haber aceptado ésta el término de ‘euskera’ para referirse al vascuence. Ahora veo que son de lo más conscientes. Es lo que tiene sentirse elegido, que primero hay que destacar la diferencia, y, cuando no la hay, se inventa.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. arana goiti says:

    Esta obsesión por los nombres, por bautizar a las cosas, especialmente si se pueden poner después en algún mapa, es esencial para el separatismo bashko y a los que lo miramos desde fuera nos ha dado más de una tarde de jolgorio. Hace unas semanas, mirando por la red carteles ganadores de Sanfermines me encontré como quien no quiere la cosa con tres carteles de los años ochenta. Los tres de años consecutivos. En el primero se anunciaban en vascuence las fiestas de IRUÑA, un año después las fiestas de IRUÑEA y el tercero los Sanfermines de IRUINEA. Poco más se puede pedir a los continuadores de la obra del tío abuelo Sabino, que, como todo el mundo sabe, pertenecía a la rama más cortica de la familia. Agur.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Mikel Belasko says:

    Lamento el éxito de puntuación de Esp2000 porque lo que dice, lo hace de forma burda y con desprecio, repitiendo los tópicos del euskera inventado y los dialectos marginados. El euskera, como toda lengua moderna, necesita una forma escrita unificada que valga para todos los hablantes. La diferencia es que en el caso de la lengua vasca esta se lleva a efecto en 1968, dos siglos después que en español y en francés. Todas las lenguas de nuestro entorno con numerosos dialectos y variantes regionales, como el alemán, el italiano e incluso el español,tienen su norma escrita, que generalmente no coincide con lo que cada uno habla en su casa. Nos parece perfectamente normal que un andaluz tenga que aprender que algo tan importante como que el plural del español se fora añadiendo una -s, cuando ellos no la pronuncian, y lo que hacen es jugar con las vocales, ya que usan hasta 10, mientras que en Navarra tenemos 5. O que su toponimia se escriba Cádiz, y Granada, cuando todo el mundo las llama Cai y Graná. Afortudamente para el español, este idioma tiene unas normas ortográficas bien asentadas (aunque también se habla de cambios, y de qué manera, en los últimos tiempos) y una tradición literaria y administrativa secular, que les ahorra discutir sobre si tienen que escribir Cai o Cádiz. En cambio, el vasco lleva siglos de retraso en eso y este tipo de problemas quedan en evidencia. Ante eso, lo que toca es ser compresivo y no mofarse de los problemas ajenos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Mikel Belasko says:

    Sobre euskera y euskara el tema está así, aunque parezca cosa de risa: En euskera se debe decir euskara y en castellano euskera. Esas son las formas recomendadas por ambas academias.
    Pero una cosa es la norma y otra el uso oral y habitual, donde se oye y escribe de todo.

    Esto es lo que dice la RAE:

    euskera.

    (Del vasco euskera).

    1. adj. Perteneciente o relativo a la lengua vasca. Sufijo, fonética euskera.

    2. m. Lengua hablada por parte de los naturales del País Vasco español, francés y de la comunidad de Navarra.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Iturbide says:

    Sr. Belasko tiene razón en la fecha y en la creación de una norma para la lengua escrita en vascuence (o euskera/euskara que no soy talibán.

    Pero se olvida de un pequeño detalle la intención de sus autores. Se trata de crear un lenguaje unificado para poder seguir las tesis de F. Krutwig de nacionalismo lingüístico, es decir, la esencia de la nacionalidad se traslada a la lengua desde la raza del nacionalismo sabiniano. Si a eso le unimos los vientos revolucionarios de un Estado reunificado, socialista y euskaldun (año 1968) pues tenemos el arsenal del que alimentó ETA durante años.

    Dicho esto, el origen poco inocente de la reforma de 1968, le diré que hasta entonces la función de koiné (lengua de relación interdialectal)la hacia el dialecto guipuzcoano por más extendido sin olvidar que formas escritas del baztanes o el suletino tenían consideración de lengua culta.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Iturbide says:

    Es cierto que Sabino Arana era un desastre como lingüista como muestra el término Euzkadi. En primer lugar meter la z por no se sabe que relación entre eusko (vasco) y eguzki (sol). Pero además si usas el sufijo -adi (asociado a los vegetales como se muestra en Arantz-adi o lugar lleno de espinos) pues el desastre es total.

    Cierto que busco una ortografía separada del castellano pero también que esa ortografía cuajó. Tanto que fue generalmente aceptada por todo el mundo cultural vasquista, incluso por los carlistas que por españoles y antiestatales estaban en las antipodas del nacionalismo sabiniano (y del español por cierto).

    Asi que la intervención de Campión fue una más en la fundación de la Academia (bajo el patrocinio de Alfonso XIII) como lo muestra que se hiciera por las diputaciones de las Provincias y la Diputación Foral de Navarra. Por cierto, la intervención de Campión y Altadill en el diseño de la bandera de Navarra ¿también nos debe hacer repudiar ese símbolo?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  10. VG says:

    Pues no puedo menos que agradecerle su franqueza, Sr. Belasko. En cuanto a lo de mofarse o no de algo que, como usted dice, parece cosa de risa, la verdad es que me cuesta decidir. Por una parte resulta admirable el esfuerzo por recuperar un patrimonio que es de todos y a punto estaba de quedar arrinconado en los desvanes, pero por la otra está el absurdo de que ese cuidado se disfrace de “normalización”. Si añade la instrumentalización política que todo nacionalismo hace de su lengua, no se extrañe de que cuando se hace evidente el traje invisible del emperador, si no la risa floja, nos aparezca una pequeña sonrisa.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 16 de julio de 2007