Algunos argumentos racionales para oponerse al aborto

Redacción 2 julio 2010 Noticias
Imagen de Algunos argumentos racionales para oponerse al aborto

Porque estamos a favor de respetar la vida de los seres humanos. Porque pensamos que la vida humana comienza con la concepción. Porque los niños, definitivamente, no caen del cielo. Porque usted puede estar en contra del aborto y también en contra de Aznar, en contra de la Guerra de Iraq, en contra de la congelación de las pensiones, en contra de la banca, en contra de la Constitución, en contra de ir a misa, en contra de la unidad de España… Estar en contra de todas estas cosas, por tanto, no es una excusa para estar a favor del aborto. Porque tras la concepción se inicia un proceso en el que no hay un punto en el que un segundo antes se pueda decir que no hay una vida humana y un segundo después que sí la hay. Porque si hubiera un momento objetivo distinto de la concepción a partir del cual pudiera establecerse que empieza la vida humana, todos los partidarios del aborto y todas las leyes abortistas deberían coincidir exactamente en ese mismo plazo. Porque retrocediendo en el tiempo, aunque usted ha cambiado mucho, no encontramos ni un momento de su vida en su pasado en el que usted no fuera un ser humano… desde que fue concebido: el momento en que se puso en marcha lo que es usted ahora mismo. Porque hemos visto una ecografía, y lo que aparece en la imagen es un niño. Porque aunque a los tres meses somos distintos que a los tres años o a los ochenta años, también un millón de euros es distinto de un céntimo, pero nadie puede decir que un céntimo no es dinero. Si el dinero es dinero desde el primer céntimo, la vida humana también lo es desde el primer momento. Porque hemos visto el cuerpo desmembrado de un niño en las imágenes de un aborto, y no nos podemos negar a creer lo que han visto nuestros ojos. Porque a las 8 semanas ya podemos saber si es niño o niña y, aunque traten de decirnos que no se sabe de qué especie, las hembras de la especie humana sólo tienen hijos de la especie humana. Y creemos en el derecho a la vida de los niños de la especie humana. Porque si no sabemos el sexo antes, igual que muchas otras características del niño, probablemente es sólo porque carecemos de la tecnología necesaria para saberlo antes. Lo que sí sabemos es que cada vez sabemos antes las características del niño. Porque la mitad de los niños abortados, objetivamente sabemos que son niñas, con lo que difícilmente el aborto es un derecho de la mujer. Porque la ley es incoherente, puesto que si abortar no es acabar con una vida humana en la semana 22, entonces no se entiende que exista un primer plazo hasta las 14 semanas. Y si abortar a partir de las 14 semanas es acabar con una vida humana, entonces no se entiende que un segundo supuesto permita abortar hasta las 22. Porque si la ley actual sólo permite abortar hasta las 22 semanas, supone reconocer que todos los abortos posteriores a las 22 semanas que se han venido practicando a lo largo de los últimos años fueron asesinatos. O bien que el plazo de 22 semanas es un plazo completamente arbitrario. Porque el derecho a la vida no puede depender de un plazo totalmente arbitrario. Porque nacer no es más que pasar al bebé de un lado a otro de la tripa de una mujer. El niño no experimenta una mutación ni se convierte de repente en humano en el instante de nacer. No cambia lo que es, sólo el sitio en donde estaba. Porque si depender de los padres anulara el derecho a la vida de los seres humanos, también podría matarse a los bebés o a los niños de 2 años. Algunos seres humanos, incluso, no tendrían derecho a la vida hasta los 35 años. Porque si unos niños nacen a las 21 semanas, otros a los 7 meses, otros a los 9, y otros más perezosos incluso a los 9 meses y algunas semanas, entonces es absurdo pretender que el nacimiento marque el inicio de la vida humana. Todos ellos tienen derecho a la vida aunque hayan nacido en un plazo completamente distinto y con un grado muy distinto de desarrollo. Porque no es lógico que sacar un niño del vientre de su madre y matarlo esté mal pero matarlo y sacarlo del vientre de su madre esté bien. Porque la supervivencia de un niño prematuro no marca el instante en que se convierte en humano, sino el nivel de desarrollo tecnológico de las incubadoras, que cada vez van acortando el plazo. Porque no aceptamos que el estado pueda establecer un plazo arbitrario antes del cual se pueda matar libremente a seres humanos. El derecho a la vida es un derecho humano fundamental, no una concesión graciosa del estado. Porque hay padres que tienden a pensar que su hijo es un ser humano cuando desean tenerlo, pero que no lo es cuando no lo desean, lo cual es puro subjetivismo. Porque si no respetamos la vida humana antes de la semana 9, 14, 22 ó 27… ¿por qué razón habríamos de respetarla después de la semana 9, 14, 22 ó 27? Porque pretender que la vida humana depende de las semanas que tiene un niño es pretender medir la vida humana en días. Sería lo mismo intentar medir el derecho a la vida en kilos o en centímetros. Porque o no aceptamos ningún límite para el aborto, y tanto las leyes de plazos como las de supuestos los tienen, o siempre se podría decir que se condena a las mujeres que se salen de ese límite. Porque si abortar es eliminar una vida humana, no podemos aceptar que cada cual decida si elimina o respeta otra vida humana. Porque nunca volverá a existir un niño como ése que ha sido abortado. Nota: la foto que ilustra esta información es de un feto de 12 semanas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (32 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (4)
  1. LAR says:

    Son muchos los motivos para ir contra la muerte de un ser vivo, y la primera es que es MATAR. Recomiendo esta reflexión profunda con debate muy interesante.

    http://mamacontracorriente.blogspot.com/2010/07/si-no-lo-digo-reviento-reforma-de-la.html

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. elena sanz-orrio says:

    Los pro-abortistas no tienen ningun argumento valido. No se como no les da verguenza exibir los que exiben.Nos tachan a todos de subnormales.
    Claro que en una dictadura como la que estamos viviendo, no hacen falta argumentos. Solo leyes.

    Elena

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Paco says:

    Elena, honestamente, ¿no te resulta sospechosa esa focalización obsesiva en uno sólo de los fenómenos que destruyen la vida?

    Si los antiabortistas tuvieran la misma beligerancia contra la fabricación de ciertas armas sanguinarias (minas, rasimo…), por ejemplo, no te digo que saldría con ellos al Paseo Sarasate, pero me quitaría el sombrero ante su coherencia.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. elena sanz-orrio says:

    Paco: ahora se trata del tema aborto y del abortorio de Ansoain.
    Cuando nos coloquen minas, fábricas de armas sanguinarias etc. y salga el tema, ten por seguro que lo atacaremos igualmente.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Libros amigos por Javier Horno

Falso testimonio (Denuncia de siglos de historia anticatólica), de Rodney Stark

Falso testimonio (Denuncia de siglos de historia anticatólica), de Rodney Stark1 Acometo con ganas esta recomendación literaria volviendo a la Historia, que siempre nos aporta, además de conocimiento objetivo, un disfrute literario, en cuanto la personalidad del historiador, su distancia o su pasión, comportan una creación estética. En este caso,…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Debería subirse Esparza al balancín de Chivite?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 14 de septiembre de 2006