Y tú, ¿de qué te ríes? los chistes ¿cosa de hombres?

Redacción 21 mayo 2010 Noticias
Imagen de Y tú, ¿de qué te ríes? los chistes ¿cosa de hombres?

Curioso artículo , firmado por la catedrática de Bioquímica y Biología Molecular Natalia López Moratalla y el doctor en Comunicación Biomédica Enrique Sueiro, ambos de la Universidad de Navarra. El artículo concluye que la risa se produce por la percepción de algo incongruente, ilógico e imprevisible. Reímos gracias a una flexibilidad mental, por la que pasamos de una situación lógica a otra absurda. Teniendo en cuenta el país en que vivimos, por tanto, probablemente los españoles somos los que más nos reímos del mundo (esto no lo dice el artículo).

En entender el chiste domina el hemisferio cerebral izquierdo mientras estructuramos el contexto inicial de la historia. Al buscar la perspectiva desde la que la gracia del chiste armoniza con el resto de la historia, el hemisferio derecho proporciona capacidades creativas que permiten advertir la paradoja. Reímos gracias a una flexibilidad mental, por la que pasamos de una situación lógica a otra absurda. Esta posibilidad se vincula con la independencia del ser humano respecto del encierro en el automatismo biológico de los animales.

Para reírse, evidentemente, primero hay que entender el chiste. Aunque existen varios chistes a este respecto. Los autores del artículo, sin embargo, explican que el humor consta de un componente cognitivo y otro emocional. Primero hay que entender el chiste, y después nos reímos mucho o poco según la intensidad de la emoción suscitada. Una emoción relacionada con el nivel de contraste, el absurdo y la paradoja de la que hablábamos inicialmente.

Sin embargo, no todos nos reímos de lo mismo. En un experimento que incluía 10.000 valoraciones sobre 500 chistes, continúa el artículo, uno de los más aplaudidos en el estudio era el del alumno solidario: una profesora quiere descargar su mal humor en la clase y, con tono destemplado, dice: “Todos los que crean que son tontos que se levanten”. Tras unos segundos, se levanta sólo un niño, muy despacio. La profesora le dice: “Así que crees que eres tonto”. El chico responde: “No, pero no puedo soportar que usted sea la única que esté de pie”.

Si no obstante se empeña usted en permanecer siempre serio, sepa que “las personas que contrarrestan el estrés con el humor tienen un sistema inmunitario sano, sufren un 40% menos de infartos de miocardio o apoplejías, tienen menos dolores en los tratamientos dentales y viven cuatro años y medio más”.

Cuando ellas se ríen.

El artículo señala que los análisis de neuroimagen funcional muestran que las mujeres utilizan más áreas cerebrales que los hombres para procesar el humor, e involucran un mayor elemento emocional en el proceso. Las mujeres cuentan menos chistes que los hombres, pero en cambio los ríen más. El texto termina con un chiste que, por alguna extraña razón, resultó divertido a 2,5 veces más de mujeres que de hombres: el de un hombre que se sube a una báscula de feria que, además de dar el peso, hace un análisis de la personalidad. El hombre echa una moneda y dice a su mujer: “Escucha, aquí dice que soy enérgico, inteligente, creativo y, sobre todo, un hombre increíble”. Ella replica: “Sí, y además tampoco ha acertado tu peso”. Tremendo.

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. spurgus says:

    je, je, muy bueno…¿y por qué es tan distinto el sentido del humor de hombres y mujeres? Nos hacen gracia patochadas distintas, absurdos distintos… no sé. Está claro que tenemos diferentes cocos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Quién cree usted que ganó ayer el debate?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 4 de julio de 2008