Yo también quiero ver a mi padre

Seguro que a los hijos de Caballero, de Mujica y de tantos otros, quisieran poder ver a su padre, y quisieron incluso poder despedirse de ellos, de”su padre”.

Mientras, Arnaldo Otegui, sale cel Centro Penitenciario de Mareutene, para visitar a su padres enfermo, la razón tiene sentido sicial y merece la caridad humana, para que un hijo vea a su padre enfermo, y sobre todo la caridad merecida a su padre de que pueda ser visitado por su hijo, en su lecho de sufrimiento.

Pero a los hijos de los asesinados por ETA, ¿quien les permite poder visitar a sus padres?. Solo en el cementerio, solloo ante una lapida, solo en el recuerdo, solo en fotografia, solo intentando pensar, recordart como era su padre.

¿Por qué unnos si y otros no?. Asesinos de ETA, amigos de los asesinos, coreligionarios de los asesinos, no es mejor dejar a los padres y a los hijos vivos, porque solo han hecho pensar diferente. ¿Arnaldo Otegui, puede visi9tar a su padre, puede hacerlo Javier Caballero?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja