Las piedras sí, naturalmente

Jerónimo Erro 7 mayo 2010 Claves

Aquí es a donde quería llegar. La degradación es finita. Toda cadena de errores puede ser superada por un error mayor hasta cierto límite porque llega un momento en que, como al final del chiste, no queda mas que reír o llorar. Supongamos que yo digo que los animales tienen sus derechos y procuro ir por la vida evitando pisar a los elefantes y a las hormigas. Supongamos que también soy de esos que, como los sioux marcianos de Avatar, hablan con los árboles. No creo en Dios, pero hablo con los árboles. Pues bien, llegará un momento en que no podré comer mas que sal y no podré beber mas que agua. No podré hacer nada en este planeta a no ser que me pase el día pidiendo perdón a los animalitos y a las plantitas. Acaso llegue a ser feliz con esa clase de felicidad autista de los fakires hasta que se me ocurra afrontar una cuestión inquietante: ¿tendrán derechos las piedras? Creo que la ONU todavía no ha dicho nada al respecto pero me estoy temiendo que la UNESCO sí. La “Madre Tierra”, que ni siente ni padece, reclama sus fueros. ¿Qué podremos alegar nosotros, pequeños monstruos invasivos, en nuestra defensa? Todo este asunto de los derechos no-humanos, en fin, me suena a suicido colectivo como el de los lemmings. El problema no es que no queramos al hermano lobo, a la hermana acelga, o a la hermana canto rodado. El problema es que estamos dejando de querernos a nosotros mismos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (8)
  1. Navarro no conforme says:

    Espectacular trilogía…

    Vaya rollo para decir que te toca las narices el discurso antitaurino.

    Los animales no tienen derechos, asi que podemos seguir con nuestras corridas de toros….

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. J.Erro says:

    Gracias.
    Para que no se vuelva loco leyendo entre líneas le diré que ni soy taurino ni dejo de serlo. Sin embargo tengo claro es que es mucho más triste, inhumana, salvaje y antiestética una granja de pollos que una corrida de toros; o que es más brutal la fabricación del paté que inyectar a un cobaya. ¿No opina Vd. igual?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Tomasito says:

    Quizás es que Navarro no conforme no sabe cómo se fabrica el paté.

    Por no hablar de esos asesinos pescadores gallegos machacando a los pulpos contra las rocas…

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Navarro no conforme says:

    Vaya!

    Os parecen mal las granjas de pollos (las salvajes que tratan a los pollos con hormonas, los encierran en cajas toda su vida y los alimentan hasta reventar).

    Tambien os parece mal la brutal fabricación del pate y que maten pulpos a leches.

    Al final los animales van a tener derechos!!
    Aclararos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Perticularmente diré que de cuando en vez me pongo tibio de comer Pulpo, me gusta el paté y de cuando en vez también consumo pollo.

    Así mismo me gustan las corridas, incluso las de Toros, en las cuales me lo paso de cojón.

    En cambio también veo un exceso de Hipocresía y Gilipollez en todo aquel abanderado de la fiebre Antitaurina, ya que empeñan tiempo, esfuerzo y mucho Odio en intentar poner fin a la Fiesta Nacional en base a el derecho del pobre animal, pero no tiene reparo en aliñar a una pobre lechuguita feliz, en comer pollo, devorar paté…y cuando el bolsillo se lo permite, catar el pulpo.

    Ya?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Tomasito says:

    Mavarro no conforme: No, a mí no es que me parezca mal, sino que se lo digo para ver si deja de comer paté, pato y pulpo y empieza a recoger firmas para erradicar las latas de calamares y pulpos de los supermercados.

    Hay millones de cosas más graves en el mundo que el que me guste el pulpo a la gallega.

    Sin embargo, usted parece pensar que comer pulpo y paté está antes que esos millones de cosas. Por tanto, quien tiene que aclararse (y aclararnos) es usted.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  7. spurgus says:

    Pero es que las cosas desgraciadamente, no son blanco y negro. Y D Jerónimo dice muchas cosas, interesntes todas (y opinables, también). Todo tiene su polo de interés. Yo comparto con D. Jerónimo que los animales no tienen “derechos” subjetivos, como los hombres, pues de otro modo, obviamente, tendríamos que comer vegetales y sal. Sin embargo, creo que tampoco me negarán que hay un avance en la conciencia sobre la “dignidad” del animal. No toleramos la crueldad ni la violencia gratuíta contra los animales, porque es vejatoria (porque abusar de esos seres maravillosos que nos acompañan es indigno). Y tengamos presente que la dignidad es la fuente de los derechos.

    Es infame enfrentar a dos perros hasta la muerte, porque reconocemos al chucho un valor que hace intolerable que se le veje. Admitimos el sacrificio de animales, pero ha de ser de la forma menos cruel posible.

    En el documental “Oceanos” el tiburón (un animalito que inspira la simpatía de los peques como “supervillano” de un cuento) era pescado por un barco factoría, se le cortaban sus aletas y arrojado vivo al mar. Mutilado, sin posibilidad alguna de impulsarse, caía como un torpedo hasta elfondo, donde quedaba varado desangrándose, varado. Mis hijos (a quienes yo o había instruído al respecto) se indignaron con los pescadores, se entristecieron, y lloraron: se compadecieron del voraz escualo, tratado de forma tan indigna y tan cruel.

    ¿Tiene el tiburón “derecho” a que no se le pesque? Indudablemente, no.
    ¿Clama su dignidad -como ser vivo hermoso y valioso- por un trato que prescinda en lo posible d ela crueldad? En mi opinion,sí. Por la misma razón que aun perro no se le abandona, a un galgo no se le ahorca; a una rana no se la destroza viva por jugar.

    ¿Somos tontos, blanditos o adoramos a los árboles los que así pensamos? ¿estamos condenados irremisiblemente a morir de inanición?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  8. spurgus says:

    Queria decir que, pese a una visión religiosa que se ofende por reconocer dignidad a otros seres distintos del hombre, a los ojos de Dios también los otros seres de su creación tienen dignidad, y han de ser respetados y cuidados: no solo en consideración a la utilidad que reporten al hombre, sino en si mismos. Yo estoy con el corazón de San Francisco de Asís, que a todos (incluso al agua) llamaba hermanos.

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 19 de diciembre de 2006