La campaña a favor de Garzón y absurdos jurídicos.

Adolfo Pérez-Jacoiste 15 abril 2010 Opinión

En las últimas horas vengo escuchando cosas en los medios que, con todos mis respetos y limitaciones, no tienen el más mínimo pase jurídico. No hace falta ser un doctor en Derecho para percibirlo y supone un asunto previo a la inocencia o culpabilidad de los afectados. Así, se está diciendo que hay que condenar o absolver a una persona según que el denunciante sea de derechas o izquierdas (caso Garzón-Falange).  Todo ello con independencia de que lo que se supone que se está juzgando sea la competencia del juez. Otra variante de lo mismo es que se pueden aplastar los derechos de la defensa o violar el secreto de las comunicaciones si el acusado es de derechas (caso Garzón-Gurtel). Es decir, que lo que debe hacer la Justicia no es determinar si tal o cual comportamiento es conforme a derecho, o si encaja en tal o cual tipo delictivo, todo ello siguiendo un determinado procedimiento reglado, sino meramente establecer si el acusado en unos casos, o el denunciante en otros, es de derechas o de izquierdas. No es que sea culpable, es que es de derechas; no es que sea inocente, es que es de izquierdas. O viceversa. La consecuencia de este sinsentido sería que se aplicarían unas normas a los ciudadanos de derechas y otras distintas a los ciudadanos de izquierdas. Estremece pensar que estén entrando en este tipo de razonamientos disparatados y ridículamente sectarios no sólo periodistas, sino hasta los fiscales, ministros y sindicatos. Puede que no merezcamos mucho, pero aún así merecemos mejores periodistas, fiscales, ministros y sindicatos. Y mejores jueces, si también es el caso.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 12 de enero de 2015