Carta abierta a las ministras del PSOE más fimas.

Varios firmantes 9 marzo 2010 Cartas al director / Agenda

Señoras Ministras, somos mujeres, trabajadoras, paradas, “precarias”… que queremos hablarles como mujeres, con sinceridad, al corazón.

Nos preocupan los problemas de nuestros hijos, de nuestros vecinos, de otros hombres y mujeres de nuestro país y de otros países… por eso nos hemos decidido a escribirlas.

Ustedes son ministras de gobierno, diputadas, senadoras… Pero mucho antes que eso, son personas. También ustedes tienen miedos, esperanzas, una familia…Por eso las interpelamos.

Sean valientes. No se engañen. La femineidad no se demuestra con trajes caros, bolsos de diseño y zapatos de tacón, se demuestra en la sensibilidad con el más débil, la capacidad de compadecer el dolor ajeno, de trabajar sacrificada y gratuitamente por los últimos…

En nuestro país gritan muchas mujeres inmigrantes, explotadas tantas veces, algunas de ellas prostituídas, humilladas… Están lejos de su tierra y de su gente.

¿Cómo han podido aceptar una legislación tan brutal e inhumana contra los inmigrantes como la nueva ley de extranjería del PSOE? ¿Qué tiene eso de socialista? Se impide la reagrupación familiar, se encierra a inmigrantes, niños incluidos, por no tener un papel… ¿Dónde quedó la conciencia internacionalista y solidaria? ¿Cómo no pusieron un poco de humanidad? ¡También ustedes tienen hijos!

Gritan también las familias en paro, y explotadas, su situación les impide protagonizar su vida. ¿Cómo pudieron aprobar pagos millonarios a la Banca mientras casi 300 familias al día son desahuciadas por no poder hacer frente a sus pagos? Muchos abortos, suicidios, separaciones, violencia, son la brutal consecuencia de que no hay ni trabajo digno ni salario justo.

Gritan las madres africanas, esperando su solidaridad y nuestra solidaridad. Gritan por ver marchar a sus maridos e hijos sin saber sí les volverán a ver. Gritan por ver a sus hijos esclavizados, ¡más de 400 millones de niños esclavos para mantener nuestra buena vida! Gritan por verles morir de un hambre que se podría evitar si sus señorías quisiesen. Ustedes lo saben, lo dijo la propia FAO, se puede acabar con el hambre sólo con el 1% de lo que entregaron a la banca por decisión del G-20.

Gritan las mujeres que ya abortaron, empujadas por su situación laboral o creyéndose las mentiras que ustedes mismas difundieron, confundiendo crimen con derecho. Gritan también las niñas asesinadas en el vientre de su madre por el simple hecho de ser niña empobrecida. ¿Por qué ocultaron que el aborto es un horrendo acto de violencia? ¿Por qué callaron que es el derecho de propiedad más absoluto e inhumano? El niño muere, y la madre, de alguna manera, muere con él. Este es el síndrome postaborto, del que no dijeron ni una palabra…

Señoras Ministras ante todas estas mujeres, ¿dónde está su feminismo? ¿dónde su sensibilidad?, ¿dónde esta su socialismo? ¿De verdad les importa la mujer?

Como mujeres NO queremos seguir su senda. Renegamos de su progresismo y su socialismo traidor.

Queremos abrir caminos nuevos. Estamos abriendo esos caminos desde el partido SAIn, entendiendo la política como servicio a los débiles y como forma de luchar por la justicia. Para eso nació el partido SAIn y por eso lucha.

Señoras Ministras, por favor, empiecen a ponerse en el lugar de las últimas, de las madres empobrecidas, de las mujeres necesitadas, de las niñas violentadas, de las que mueren de hambre… porque desde ahí es el único lugar del que se puede hablar del “Día de la mujer” de TODAS LAS MUJERES.

Firmado:

Marta de Hoyos García

Pilar Alejo Ferrero

Rut Ayerra Larrayoz

Elena García Sansegundo

Inmaculada Marcos

Nuria Sánchez Díaz de Isla

Ana Cristina Oria

Mónica Iñarrea Gómez

Germana Mazuelas

Maria José Pérez

Noemi Salas Zubieta

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (27 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de febrero de 2015