Una contribución al debate: sistema de capitalización

Diego Paños 17 febrero 2010 Cartas al director / Agenda

Pues es muy interesante lo que cuentan en http://www.elcato.org/node/1331. En chile, en Argentina y otros países se tenía un sistema de previsión de reparto y se pasó a uno de capitalización, y el resultado no es malo.

Algunas profesiones (abogados) cambiaron a un sistema de capitalización recientemente, y los resultados son buenos. Cito de dicha página: “Se podría llevar a cabo una transición deliberadamente gradual y prudente-elcoste de capitalizar de golpe todo el sistema de pensiones actual sería 2,5 veces el PIB de un año -dando a todos los trabajadores menores de 45 años que actualmente pertenecen al sistema de pensiones de reparto, la libertad de optar por cambiarse a un sistema de capitalización individual (como hizo la Mutualidad de la abogacía) administrado por empresas privadas especializadas.

Los que ingresen en el futuro a la fuerza de trabajo acceden automáticamente al sistema de capitalización individual. A los trabajadores mayores de 30 años que decidan cambiarse, el Estado les entrega un “Bono de Reconocimiento” que les compense, total o parcialmente (según la edad), por las contribuciones realizadas en el sistema de reparto. Los que deciden no cambiar de sistema, siempre mayores de 45 años y los actuales pensionistas, permanecen en el sistema de reparto de acuerdo con todas sus reglas, incluyendo la actualización de las pensiones. Se supone que se traslada al nuevo sistema el 60% de los trabajadores menores de 45 años a razón de un 10% por año, a partir de enero de 1997. También se ha supuesto que el Estado captará un 50% de los recursos que manejen los Fondos de Pensiones, emitiendo bonos estatales a tasas de interés de mercado.

El Estado podrá comenzar a amortizar esta «deuda puente» de la transición cuando disminuya el futuro gasto fiscal por pago a pensionistas. En el sistema de capitalización se ha calculado una tasa de contribución del 13%, inferior a la existente, de un 21,35. Por otra parte, se ha supuesto que la diferencia entre la tasa actual de contribución al sistema de pensiones de reparto (un 21,35% para el Régimen General y de los Autónomos) y la tasa del régimen de capitalización (13%) se mantenga durante la transición, para los que se trasladan al nuevo sistema, como una «Tasa de Aporte a la Transición». Se apuntan como ventajas suplementarias la generación de un enorme ahorro, la mayor transparencia del sistema (uno sabe año a año lo que tiene en su fondo, y puede ahorrar más o decidir jubilarse, o cambiar de gestora), el menor coste para el estado; y el hecho de que la cuestión de las pensiones quedaría fuera de la lucha partidaria y la política. Los trabajadores que no han cotizado lo suficiente, poo la razón que sea, podrían contar con pensiones mínimas con cargo a los impuestos que recauda el estado.

Naturalmente, habría un fondo de garantía, y el sistema estaría supervisado financieramente por el Ministerio de Economía, Banco de España, o quien fuere designado ad hoc. Qué curioso que nadie hable del tema… venga, a ver si alguien nos ilustra…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (24 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 25 de noviembre de 2015