Carlos Rodríguez Braun en entrevista exclusiva para Navarra Confidencial: “Endeudarnos sin complejos es una pésima alternativa”

Redacción 14 febrero 2010 Noticias
Imagen de Carlos Rodríguez Braun en entrevista exclusiva para Navarra Confidencial: “Endeudarnos sin complejos es una pésima alternativa”

Don Carlos Rodríguez Braun ha tenido la gentileza de atender nuestra petición y concedernos esta candente entrevista sobre cuestiones económicas.

Carlos Rodríguez Braun (Buenos Aires, 1948) es doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Historia del Pensamiento Económico en la misma universidad. Ha publicado artículos académicos en las revistas más prestigiosas de su especialidad en España, Estados Unidos, Inglaterra, Italia y otros países. Es autor de La cuestión colonial y la economía clásica (Alianza, 1989), Grandes economistas (Pirámide, 2ª ed. 2007), A pesar del Gobierno (Unión Editorial, 1999), Estado contra mercado (Taurus, 2000), 25 años del Círculo de Empresarios (C. de Empresarios, 2002), Diccionario políticamente incorrecto (LID Editorial Empresarial, 3ª ed. 2008), Panfletos liberales (LID Editorial Empresarial, 2005), Tonterías económicas (LID Editorial Empresarial, 2006) y Diez ensayos liberales (Madrid, LID Editorial Empresarial, 2008); co-autor de Una crisis y cinco errores (Madrid, LID Editorial Empresarial, 2009); y co-editor de Argentina 1946-1982. The economic ministers speak (Macmillan, 1990), Encuentro con Karl Popper (Alianza, 1992), La economía en sus textos (Taurus, 1998), y An Eponymous Dictionary of Economics (Edward Elgar, 2004). Es académico correspondiente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas de la Argentina, profesor visitante de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala y la Universidad Católica Argentina, miembro de la American Economic Association, de la History of Economics Society, de la European Society for the History of Economic Thought, de la Asociación de Historia Económica y de la Sociedad Mont Pèlerin, y también integra los consejos asesores de diversas publicaciones científicas en España y otros países. Ha ejercido asimismo la actividad periodística y de divulgación de la economía. Fue director de España Económica y subdirector de Cambio 16 y del programa “El valor del dinero” en RTVE, y ha publicado más de cuatro mil artículos en la prensa de España, Europa y América. En la actualidad es columnista de La Razón, Expansión, Actualidad Económica y Libertad Digital, y comentarista en Onda Cero, Antena 3 TV y Telemadrid.

Señor Rodríguez Braun, ¿por qué hay más paro en España que en cualquier otro país de Europa?

Porque en España heredamos un mercado de trabajo más intervenido que en los demás países, y porque las reformas graduales del mismo no han sido suficientemente liberalizadoras.

En esta crisis, Navarra ha sido pionera en España respecto a la subvención de la compra de automóviles. Y efectivamente, las ventas de automóviles han subido con las subvenciones. También se repartieron cheques de 100 euros para la compra de televisores. Un pequeño trabajo de campo que realizamos, sin embargo, nos creó la duda de si como consecuencia, en Navarra, el precio de los televisores no era 100 euros más elevado. ¿Qué le parecen a usted este tipo de ayudas? ¿Hay una parte oscura tras la subida de las ventas?

La expresión “parte oscura” es una frase muy feliz y remite a la vieja intuición de las consecuencias no previstas ni deseadas, como sospecharon los pensadores de la Ilustración Escocesa, y que expresó bien el gran economista decimonónico vascofrancés Frédéric Bastiat cuando habló de “Ce qu’on voit et ce qu’on ne voit pas”. Cuando las autoridades “ayudan”, al no ser este un proceso de creación genuina de riqueza sino sólo de redistribución, puede dar lugar a efectos sorprendentes y no necesariamente positivos. Por eso lo mejor que pueden hacer los gobernantes es no intervenir en socorro de sectores concretos sino bajar los costes para todos en general.

Los navarros tenemos un presupuesto que sigue subiendo, y que este año alcanza los 4.409 millones de euros. Por contra, nuestros ingresos fiscales son de 3.000 millones de euros. ¿Debemos preocuparnos, endeudarnos sin complejos, o esperar confiadamente en que la recuperación sitúe rápidamente los ingresos a la altura de los gastos?

Las autoridades a todos los niveles están confiando en que la recuperación les resuelva los problemas que su irresponsabilidad fiscal ha generado. Lo de “endeudarnos sin complejos” es una pésima alternativa, sobre todo si quien manifiesta tal ausencia de complejos son los gobernantes, porque pueden endeudarse con la garantía de nuestros bolsillos, no los suyos.

¿Piensa usted que un sistema de pensiones basado en la capitalización podría ser una alternativa en España al sistema actual de reparto?

Lo importante de las pensiones es si son de los pensionistas o, como sucede en casi todo el mundo, de los políticos. Digo esto porque podríamos pasar de un sistema de reparto público, que es una estafa insostenible, a un sistema de capitalización público, que sería una usurpación análoga, pero sostenible.

¿Es verdad, como dicen las malas lenguas, que las entidades financieras están más o menos quebradas, que no son solventes, que por eso no se prestan, y que los activos de sus balances no reflejan los precios de mercado actuales?

Un sistema financiero con reserva fraccionaria y banca central podríamos decir que está quebrado por definición, en el sentido de que no tiene un respaldo automático en los ahorros de los ciudadanos, y depende crucialmente de la confianza, es decir, que no vayamos a retirar todos a la vez el dinero de los bancos. La expansión excesiva del crédito da lugar a burbujas que distorsionan el precio de los activos, conduciéndonos a la situación actual, donde no está claro el valor de lo que tienen los bancos, y por tanto tampoco está claro lo que ellos mismos valen.

¿Qué hubiera pasado si se hubiera dejado quebrar a la banca? Y por otro lado, ¿qué precio vamos a tener que pagar por no haberlo permitido?

Uno de los grandes chantajes del sistema actual, ampliamente apoyado por todos los políticos de todos los partidos, es que no hay alternativa al mismo: o lo aceptamos o esto es el diluvio universal. No es cierto. Planteamos alternativas Juan Ramón Rallo y yo en nuestro reciente libro “Una crisis y cinco errores” (LID Editorial)

¿Cree que la situación actual de la economía internacional, o al menos la española, es comparable a la del Japón en los 90?

Sí es comparable en el sentido de que las autoridades monetarias han generado una burbuja que ha desembocado en una crisis. No es comparable en el sentido de que el intervencionismo ulterior de los gobiernos no ha sido aún tan prolongado, profundo y erróneo como el de los mandatarios nipones.

¿Es el caso de la economía española comparable al de Grecia? ¿Cuándo deberíamos empezar a preocuparnos por el “spread” entre la deuda alemana y la deuda española?

No son comparables porque nuestras autoridades no nos mienten tanto como los políticos griegos han mentido a sus sufridos súbditos. No hay distinción posible entre “spread” y preocupación: son la misma cosa.

¿Qué le parecen la “fusiones frías” de las cajas al estilo Caja Navarra? ¿Es un síntoma de fortaleza o de los problemas de las cajas?

Se ha exagerado mucho el papel taumatúrgico de las fusiones, frías o calientes. El problema de las cajas es su politización, y eso no tiene vías de solución fácil a corto plazo.

Suponiendo que alguien tenga dinero ahorrado, ¿dónde le recomendaría invertirlo? ¿En España? ¿En el área del euro? ¿En la del dólar?

Nunca hago recomendaciones concretas de inversión para otros. Yo invierto donde creo que voy perder menos dinero o donde los gobernantes no me lo van a quitar.

La banca se está quedando con todos los activos inmobiliarios de las promotoras de España. ¿Por qué prefieren las entidades financieras canjear deuda por activos antes que empujar a las promotoras a un concurso de acreedores?

Por una combinación de razones, desde la imagen hasta la contabilidad.

¿Se trata de un mito o es realmente cierto que hay brotes verdes en la economía?

Claro que hay brotes verdes, a pesar del Gobierno.

Dénos algún consejo para que medios como Navarraconfidencial.com que buscan ser independientes y poder opinar en libertad no caigan en la tentación de la cultura de la subvención.

Muy sencillo: no aceptar subvenciones.

Entrevista exclusiva a Alfredo Urdaci

Entrevista exclusiva al periodista y escritor Enrique de Diego

Entrevista en exclusiva a Eulogio López, director de Hispanidad.com

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. spurgus says:

    También se podría decir que subvencionar un producto es rebajar sus impuestos solo a la compra de este producto, digamos, estrella, lo que va contra la lógica de la igualdad recaudatoria, y además, indica que lo correcto -tal vez- será rebajar impuestos.

    Pero claro, entonces, ¿quién paga las copas?

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 26 de mayo de 2010