¿Prepara una jugada de estrategia el PSN?

Redacción 12 enero 2010 Noticias
Imagen de ¿Prepara una jugada de estrategia el PSN?

Marcando el camino a seguir, el propio Miguel Sanz afirmó en septiembre que “firmaría mañana mismo que gobernase el candidato de UPN o PSN más votado”. Roberto Jiménez ya habla abiertamente de un “bloque de progreso”, al que acaba de invitar a sumarse al CDN, para liderar en Navarra un “cambio responsable”. Los números indican que una coalición de esa naturaleza, efectivamente, podría obtener más votos que UPN.

La actual estrategia política de UPN, a partir de los resultados de las últimas elecciones forales, viene avalada por los siguientes postulados:

Es casi imposible formar una mayoría absoluta de centro derecha.

La suma de los escaños de UPN y PSN siempre forma una mayoría absoluta.

UPN tiene muchos más escaños que el PSN, por lo que debe liderar esa mayoría.

Un gobierno de UPN apoyado por el PSN (o a la inversa) es la única alternativa a un gobierno con los nacionalistas.

A la vista de sus últimos movimientos, cabe pensar que el PSN haya encontrado en el tercer punto un flanco vulnerable de UPN.

Incluso en las últimas elecciones, los escaños del centro derecha (24) doblaban literalmente a los escaños del PSN (12). Sin embargo, el divorcio con el PP, y después con el CDN, ha venido a mermar significativamente los apoyos de UPN. En las elecciones forales del 2007, UPN en coalición con el PP obtuvo 22 escaños. Tanto la encuesta de CIES para Diario de Navarra publicada tras la ruptura, como el último “navarrómetro”, atribuyen 5 de esos escaños al PPN y 17 a UPN. Una hipotética coalición de centro izquierda como la que ahora nos planteamos, en las últimas elecciones, hubiera sumado los 12 escaños del PSN, los 2 de IU y los 2 de CDN. En total 16 escaños, a un sólo escaño de UPN.

También hemos calculado las posibilidades de una hipotética coalición PSN-IUN-CDN a la luz de los datos del último “navarrómetro”. He aquí los resultados.

Aparentemente, la pérdida de votos del CDN acusada por el “navarrómetro” rebaja en un escaño los resultados de esta coalición hipotética respecto a las forales del 2007. Pero habría que tener en cuenta otros factores de este nuevo escenario.

De inicio, una coalición de centro-izquierda partiría con sólo 1 ó 2 escaños de desventaja sobre UPN. Podría por tanto activar a una parte del electorado “progresista” desmoralizado (incluso al de Nabai) con la posibilidad real de un cambio.

La jugada dejaría al margen a la minoría radical nacionalista.

UPN quedaría atrapada en su propia “trampa”, viéndose obligada a apoyar a la fuerza más votada.

Si UPN no actuara con reciprocidad, negándose a apoyar un gobierno de centro-izquierda no nacionalista (invirtiendo la situación actual), entonces el PSOE-PSN podría justificar fácilmente en Navarra y el resto de España un pacto con NABAI, del que podría responsabilizar a UPN.

La situación de UPN aún podría ser más débil dependiendo de los escaños que en el futuro pudiera recortarle el PPN.

La coalición, por otro lado, en el escenario actual planteado por UPN (en el que la colaboración con el PSN convierte al resto de fuerzas en innecesarias) forzosamente habría de resultar atractiva a fuerzas como IU o CDN, como única posibilidad de tocar poder e influir en el gobierno o simplemente de evitar su desaparición del Parlamento, conservando sin embargo sus propias siglas. No es decartable, por consiguiente, que este análisis sirva ahora o en el futuro, hipotéticamente, para poder interpretar algunos movimientos. Lo iremos viendo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...
Comentarios (1)
  1. Napoleon Dinamita says:

    mmm… pues yo creo que una coalición de este tipo tiene un poderoso estímulo a su favor para hacerse realidad, y es que es la única manera de que roberto jiménez pueda convertirse en el candidato más votado. Por otro lado, para el resto de fuerzas (IU, CDN) es la única manera de rascar algo de bola. ¿Cuál es la alternativa? ¿Como ahora para siempre? Por tanto creo que una coalición de este tipo tendría sentido. Otra cosa es que vayan a hacerlo, o ni siquiera que lo que hacen los políticos tenga habitualmente sentido. Pero ya puestos, aún iría más lejos que NC y propondría para la coalición un nuevo candidato mortal: batzarre. Son de izquierdas pero no se consideran a sí mismos nacionalistas, tienen problemas de encaje en nabai y aportan unos 7.000 votos. A nabai, actual segunda fuerza, le hacen un hijo de madera, está claro. Si yo fuera don roberto, una mano para la calculadora y otra para el teléfono. Ops… ¡me están llamando!

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Encuestas

¿Cree usted que es posible el sorpasso de VOX?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 29 de septiembre de 2015