Una pancarta no puede ser muda.

Vocalía de Vida y Familia de la CTC de Navarra. 1 octubre 2009 Cartas al director / Agenda
Ahí estaba la pancarta, que muchos han leído. Estaba en medio de la ciudad de Pamplona, enfrente del Parlamento de Navarra. Así, como todos los últimos días de mes, se ha realizado la concentración silenciosa con el gran rótulo: “No al aborto”. Dios ama al embrión. CTC”.

Se han repartido octavillas. Muchos las han recibido con satisfacción y han leído con gusto la pancarta. No pocos han expresado su acuerdo con su eslogan, e incluso alguno de ellos de una forma vehemente, aunque por las prisas no se haya sumado a la concentración. Digamos que tantas son las prisas de hoy que no sabemos a dónde vamos. Una voz femenina, de lejos, nos ha insultado muy democráticamente. Dos o tres han mostrado su rechazo aunque sin una especial oposición. Otro ha pitado desde el coche, pero éste con satisfacción y a favor de la vida.

Creemos que la pancarta es un gran testimonio, un “recuerda” que hace mucho bien. La gente no se fija en cuántos la sostienen, sino en el eslogan de una gran pancarta que no puede ser muda. No queremos quedarnos mudos. Ojalá haya muchas pancartas de todos en lugares distintos.

Hemos querido de esta manera animar a todos a que asistan a la manifestación en Madrid por la vida. “Sí a la vida”, “No al aborto”, quiten cualquier ley despenalizadora del aborto, y quiten las disposiciones protectoras y promotoras del aborto. Sean estas, cada uno a su escala, de UPN en Navarra, o bien del PP y del PSOE en el resto de España.

   

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 2 de febrero de 2016