Antes no-adscrito que borrego

Jerónimo Erro 4 septiembre 2009 Claves
No quiero defender aquí al transfuga que sale de un redil para ir a comer a otro. No está bien que alguien se cambie de chaqueta traicionando sus ideas por un plato de lentejas. Pero entre eso y la inmobilidad absoluta hay cierto margen. Podría pasar, por ejemplo, que realmente no hicieran falta grupos, ni rediles en las instituciones "democráticas". No veo que tiene de malo en que uno diga lo que piensa y actúe en consecuencia. El caso de la concejal Cristina Sanz a quien el grupo municipal de UPN pretendía exigir un compromiso "al 100%" es un buen ejemplo del enquistamiento que sufre el actual sistema político partitocrático. Por mí ojalá que todos los concejales fueran no-adscritos ¿Quién constituye un grupo municipal? ¿Son hombres o son máquinas? Lo menos que cabría esperar de un concejal es que tenga ojos y oídos y boca y cerebro propio para actuar con libertad. Naturalmente que en todo equipo de gobierno es preciso que haya una organización y algunas directrices comunes, pero si de lo que se trata es de funcionar al siempre 100% entonces ¿por qué no sustituimos a los concejales por parquímetros? Nos saldrían más baratos.

Jerónimo Erro
opinion@navarraconfidencial.com

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 14 de septiembre de 2010