ETA no surgió de la nada.

Redacción 30 junio 2009 Noticias
Imagen de ETA no surgió de la nada.
En julio de 1959 nace la banda terrorista ETA. El mes de julio, por tanto, se cumplirán 50 años de su existencia. El origen de la banda, sin embargo, es poco conocido por la mayor parte de los ciudadanos. Especialmente la forma en que ETA se incubó dentro del PNV. Muy particularmente en las juventudes del PNV.

Nacimiento de EKIN y fusión con las juventudes del PNV.

En 1952, en Bilbao, surge un grupo de universitarios clandestino, políticamente inquieto y cercano al nacionalismo, pero crítico con lo que considera una actitud demasiado pasiva de la veterana cúpula del PNV. El grupo se autodenomina EKIN, y en menos de un año ya ha establecido fuertes vínculos con las juventudes del PNV (EGI). El grado de identificación es tal que ambas organizaciones se funden en 1956.

Divorcio del PNV y nacimiento de ETA.

A pesar de las evidentes coincidencias, el matrimonio político no tarda mucho tiempo en padecer también sus primeras discrepancias. Las tensiones concluyen en 1958 con la expulsión de José María Benito del Valle, uno de los fundadores de EKIN. Al conocerse la expulsión, otros dos de los miembros fundadores de EKIN, Julián Madariaga Aguirre y José Luis Álvarez Emparanza, abandonan el PNV con una parte de sus juventudes que les siguen. Este grupo es el embrión de ETA, cuyo nacimiento se produce poco después. Algunas fuentes hablan de diciembre de 1958, aunque se suele tomar como más fiable la fecha del 31 de julio de 1959.

El primer atentado mortal que ETA intenta ocultar.

El primer atentado con víctima mortal que ETA reivindica es el del guardia civil José Pardines, en 1968. Sin embargo, el primer asesinato de ETA tuvo lugar probablemente casi 8 años antes. La víctima de ese asesinato, la primera víctima de ETA, no fue un guardia civil sino una niña vasca de 22 meses: María Begoña Urroz Ibarrola. La pequeña fue devorada por las llamas tras hacer explosión un artefacto explosivo en la estación de Amara (San Sebastián). Otros artefactos explosionaron en otras estaciones causando sólo daños materiales. Actos similares a estos los hemos visto reproducidos cientos de veces a lo largo de la historia criminal de ETA. El asesinato de una niña vasca de menos de 2 años no es una buena carta de presentación y ETA nunca ha asumido este atentado. Curiosamente, en un momento crepuscular de la banda como el actual, ETA parece cerrar el círculo volviendo a sus orígenes, al enviar cartas de extorsión a chavales de 15 años.

A dos militantes de las juventudes del PNV les explota una bomba en las manos.

Desde su aparición, ETA se convierte en un referente para las juventudes del PNV. Es un hecho poco conocido ahora la bomba que en 1969 les explotó en las manos a dos miembros de las juventudes del PNV: Joaquín Artajo y Alberto Azurmendi. Este hecho prueba la evidente ambivalencia del PNV en aquel momento respecto a la violencia. Una ambivalencia que no deja lugar a dudas y que ilustran, por ejemplo, los sucesos acaecidos en 1980 en Pamplona. Aquel año se conmemoró en la iglesia de Jesús y María el undécimo aniversario de la muerte de ambos jóvenes nacionalistas. A la salida de la Iglesia, se produjeron algunos incidentes en los que Peio Irujo, presidente del Consejo Regional del PNV en Navarra y miembro del Consejo Nacional del partido, fue alcanzado en un ojo por una pelota de goma. La presencia del líder peneuvista muestra, sin embargo, la innegable filiación de los fallecidos.

1972: las juventudes del PNV (EGI) entran masivamente en ETA.

En la VI Asamblea de ETA, se produce una escisión entre los “militares” y los “obreristas”. Estos últimos se muestran partidarios de supeditar la violencia a la lucha política, realizada además en colaboración con las distintas organizaciones obreras. Es un sector en el que pesa tanto o más el izquierdismo como el nacionalismo, y es tachado por el otro sector de españolista. El sector “militar” no acepta esta supeditación decidida por la mayoría y rechaza la legitimidad de la asamblea, pasando a denominarse ETA V. Por estas fechas, el acercamiento entre ETA y las juventudes del PNV era un hecho. La reafirmación del carácter nacionalista de ETA V determina la fusión entre ETA y el sector más radical de las juventudes del PNV, que se escinden en EGI-Batasuna. La fusión se formaliza, significativamente, el día del Aberri Eguna de 1972, y EGI-Batasuna aporta a ETA cerca de 500 militantes provenientes de las juventudes del PNV.

ETA contra la democracia.

Concluimos esta pequeña reseña histórica de hechos poco conocidos con una gráfica interesante que hemos encontrado en Wikipedia. Se trata del número de asesinatos cometidos al año por la banda terrorista ETA. Como pueden ustedes comprobar de un solo vistazo, se comprueba que la mayor parte de la existencia de ETA se ha desarrollado en la España democrática. No sólo eso, casi todos los asesinatos cometidos por ETA han sucedido en la España democrática. De esta manera se hunde el mito de la ETA presentada como organización luchadora contra el franquismo. El boom de ETA se produce en la democracia y se demuestra que ETA nunca luchó contra el franquismo por la libertad, sino por una dictadura alternativa.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 25 de octubre de 2017