Elemental.

Yo no me considero científico, aunque doy clases de ciencias naturales en secundaria, y sólo puedo recordarles que desde el punto de vista netamente biológico, a partir de la unión de el óvulo y el espermatozoide tenemos un nuevo ser de dotación cromosómica diploidea (caso humano, entre otros) que pertenece a la especie homo sapiens sapiens, eso está en todos los libros de biología.
.
Por tanto, no depende de ningún juicio moral particular (basado en esta u otra religión o ideología) el hecho es que tenemos que hablar de un individuo de la especie humana cuando hablamos de embrión o de feto, y por lo tanto de una persona que, como tal, tiene la misma dignidad y los mismos derechos que ustedes y que yo, empezando por el derecho a la vida. Es por tanto que al consistir el aborto en matar al feto o al embrión, estamos matando a una persona, lo cual es del todo inconstitucional. No se dejen engañar por la falacia de ciertas feministas radicales o por inmaduras ministras que dicen querer decidir sobre su cuerpo, porque el embrión tiene en todas y cada una de las células que lo conforman una información genética distinta por completo a la de la madre, y es por tanto un individuo distinto de la madre (esto también es biología elemental), aunque esté albergado en ella durante las primeras etapas de su desarrollo. Eso las alumnas de 16 años lo saben, ¿será necesario que algunas ministras asistan alas clases?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas