El círculo vicioso de las VPO.

Redacción 25 mayo 2009 Noticias
Imagen de El círculo vicioso de las VPO.
Qué es una VPO.

La nueva Ley contempla que, en la comarca de Pamplona, el 70% de las promociones tengan que dedicarse obligatoriamente a vivienda protegida. Para poner en cuestión la idoneidad de esta medida, quizá sea necesario recordar qué es y para qué sirve una VPO. Una VPO es una vivienda con un precio fijado por la Administración por debajo del precio de mercado. Se trata de una medida destinada a que las personas con rentas más bajas, que no disponen de recursos suficientes, puedan tener acceso a una vivienda que no podrían comprar (o con muchas dificultades) en el libre mercado. Lógicamente, se limita el acceso a las VPO a personas que no alcanzan un cierto nivel de renta, no disponen ya de otra residencia propia o se encuentran empadronadas en la Comunidad Foral de Navarra.

¿Una manera de empeorar el problema?

A partir de la explicación anterior, resulta sencillo señalar el problema que generan las VPO.

Por un lado, decíamos que la Administración señala para las VPO un precio limitado y por debajo del precio de mercado. Es decir, que los costes reales de la construcción hay que repercutirlos sobre la vivienda libre que, lógicamente, se encarece.

Por otra parte, conforme aumenta la oferta de VPO disminuye la oferta de vivienda libre. Si de cada 100 casas nuevas construidas, 50 han de ir destinadas a VPO, la oferta de vivienda libre se reduce a la mitad. Al reducir a la mitad la oferta de vivienda libre, consiguientemente su precio se encarece, por lo que aumenta la dificultad de los ciudadanos para poder comprarla. Al aumentar la dificultad de los ciudadanos para poder comprar vivienda libre, la Administración incrementa la dosis de VPO hasta el 70%. Lo cual, evidentemente, reduce aún más la oferta de vivienda libre que sigue subiendo de precio.

.

.
Casi todo el mundo parece a favor de las VPO, ¿pero realmente sabe por qué?

Este círculo vicioso encarecedor de la vivienda, creado por el intervencionismo de la Administración, sólo tiene dos finales posibles. Uno de ellos es una reflexión que de lugar a un cambio de política. Cuando las VPO van a convertirse no en el 10% ó en el 20%, sino en el 70% de las viviendas construidas, parece inevitable para cualquier observador racional plantearse si las VPO están siendo efectivas para conseguir su fin original (facilitar el acceso a la vivienda), o bien si por el contrario eñ continuo aumento de su porcentaje no induce más bien a pensar que se trata de una política fracasada. El siguiente paso lógico es preguntarse si la desproporcionada oferta de VPO sólo soluciona el problema de vivienda… que ella misma está creando. La alternativa a no plantear este debate es la llegada del momento –ya no lejano- en el que el 100% de la vivienda construida sea de protección oficial. En ese momento (en realidad antes) habrá llegado de hecho el fin del libre mercado. Antes de celebrarlo, piensen en quién financiará la construcción y compra del 100% de las viviendas cuando no haya vivienda libre sobre la que se puedan repercutir los costes de las VPO. Témase el contribuyente lo peor que estará en lo cierto.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 26 de abril de 2013