La gobernabilidad de Navarra en la Ponencia del Congreso de UPN.

Redacción 16 abril 2009 Noticias
Imagen de La gobernabilidad de Navarra en la Ponencia del Congreso de UPN.
Cuando el PSOE decidió no pactar con los nacionalistas.

La Ponencia Política de UPN comienza exponiendo que, en la legislatura actual, la política de pactos en Navarra se ha caracterizado por optar las fuerzas constitucionales por pactar entre ellas en vez de con una fuerza nacionalista. Algo que, continúa la Ponencia, no ha ocurrido en Cataluña, en Galicia o en Baleares, donde los socialistas pactaron con los nacionalistas para arrebatar el poder al partido mayoritario.

La territorialidad.

A juicio de UPN, el suceso anterior ha venido motivado por la peculiaridad diferenciadora del nacionalismo vasco derivada de su pretensión de integrar a Navarra dentro de la territorialidad de la CAV. Esta característica especial y las consecuencias electorales a escala nacional son lo que habría llevado a los socialistas a facilitar el Gobierno a UPN, “a pesar de tener hasta entonces un acuerdo institucional con el PP en la Comunidad Foral, oposición y adversario político irreconciliable del PSOE en las Cortes Generales”.

Izquierda y derecha vs nacionalistas y no nacionalistas.

El análisis prosigue afirmando que en Navarra “la línea que divide la actividad política no se sitúa entre UPN y PSN, se sitúa entre los defensores del amejoramiento y la Constitución como marco jurídico de convivencia, y nacionalistas”.

Partiendo de esta base, la Ponencia concluye que el acceso al Gobierno no garantiza la gobernabilidad, de ahí que se haga necesario –“con altura de miras”– el entendimiento “con otras fuerzas que compartan objetivos fundamentales e institucionales, alrededor del Amejoramiento y la Constitución”.

El pacto con el PP.

Por su particular interés, reproducimos íntegramente la parte del párrafo de la Ponencia Política que se refiere a la ruptura de este pacto:

“UPN desde 1991 ha mantenido un pacto de Colaboración Política e Institucional con el PP para el ámbito regional y para el nacional. Ahora bien, la desaparición de la causa que motivó dicho pacto y la autonomía de los órganos de dirección de UPN para adoptar decisiones sobre asuntos de interés para Navarra, ha provocado la finalización de la vigencia de tal pacto”.

Llama la atención la alusión explícita, como causa de la ruptura del pacto, a la desaparición del mecanismo previsto por la LORAFNA que establecía el acceso automático al Gobierno de Navarra de la formación más votada. No menos llamativa resulta la forma impersonal en que se relata la “finalización” del pacto. Esta narración impersonal no señala personas o partidos como responsables de la ruptura, sino circunstancias como la desaparición del mecanismo anteriormente citado de la LORAFNA o la autonomía de UPN.

En cualquier caso, la ruptura deja a UPN soltera y “libre de compromisos políticos preestablecidos sobre Navarra”, lo que sin duda le concede mayores facilidades, en el ámbito de la Comunidad Foral de Navarra, “para establecer pactos políticos con las fuerzas políticas constitucionales ordenados a la gobernabilidad y estabilidad política de la Comunidad Foral”. El límite de estos pactos queda establecido en “la defensa de la personalidad jurídico política de Navarra” y “su autonomía política consecuente”.

Una absoluta radicalidad.

El texto que les estamos revelando advierte categóricamente de que “sólo una cuestión es innegociable y fuera de todo consenso”, y ésta es “la defensa del estado jurídico e histórico de Navarra y del Sistema Foral en la unidad constitucional de España”. En torno a este punto, advierte la formación regionalista, UPN “mantendrá en todo caso una absoluta radicalidad”.

A renglón seguido, por si quedara alguna duda, confirma que “no cabe consenso en ningún planteamiento propuesto de manera directa o indirecta a la pretensión nacionalista de destruir la entidad de Navarra. Tampoco en las propuestas que puedan ser aparentemente inocuas pero que conducen a inducir de manera artera sus pretensiones”.

Por el contrario, se tiende la mano a quienes busquen puntos de encuentro –y aquí tampoco aparecen nombres concretos- con la finalidad de garantizar el mantenimiento de su identidad y de su personalidad política, la estabilidad institucional y la gobernabilidad de la Comunidad Foral.

Este es al análisis con el que concluye la Ponencia Política del Octavo Congreso de UPN que tendrá lugar el domingo en el Baluarte, que votarán sus afiliados y que, en sus principales líneas, entre ayer y hoy les anticipamos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 26 de diciembre de 2006