Nafarroa Bai hace el ridículo con su iniciativa pionera sobre la transexualidad.

Redacción 8 abril 2009 Noticias
Imagen de Nafarroa Bai hace el ridículo con su iniciativa pionera sobre la transexualidad.

Patinazo de Nabai.

Los servicios jurídicos del Parlamento de Navarra advierten que la cacareada “ley integral sobre transexualidad”, presentada por Nabai, incurre en “diversos motivos de inconstitucionalidad formal y material”. El informe desfavorable obligará a Nabai a presentar una nueva redacción de la ley en el Parlamento.

Hombre, pero embarazado.

Entretanto, al hilo de la proposición de esta ley, ha sido noticia en las últimas semanas que el primer transexual español embarazado espera gemelos. Rubén Noé Coronado nació en Jaén hace 25 años como Estefanía Coronado. Apresado como hombre dentro de un cuerpo de mujer, pero seguro de su identidad sexual masculina, decidió no obstante conservar sus órganos reproductores femeninos para poder ser “padre biológico” de sus hijos. Decisión relacionada, según propia confesión, con el hecho de ser él mismo adoptado. 

No obstante, puesto que su pareja es una mujer de 43 años con dos hijos, el caso presentaba dificultades de alguna consideración para conseguir un embarazo a partir de dos órganos reproductores sexuales femeninos. Ante estos absurdos prejuicios de género de la madre naturaleza, Rubén no ha tenido reparos en recurrir a la inseminación artificial de sus propios óvulos para quedar embarazado. Algo que en principio parece chocar con el sentido original de todo este proceso basado en su deseo de convertirse en “padre biológico” de los hijos que se dispone a parir él mismo. Sin el asesoramiento de Txentxo Jiménez, reconocemos nuestra facilidad para perdernos en el laberinto de determinar qué es exactamente el donante de semen si Rubén es el padre biológico y quién es entonces la madre biológica de los gemelos. Hablando más en serio, Rubén afronta ahora conscientemente un embarazo de alto riesgo asociado al hecho de ser epiléptico.  

Rubén Noé Coronado dice encontrarse seguro de su identidad sexual y deseoso de volver al tratamiento hormonal cuando de a luz a sus gemelos. Entretanto, explica su extraño caso asegurando que “es como quien nace con tres manos: mientras las tienes las aprovechas, cuando estorban, la suprimes”, en referencia a sus órganos femeninos. Lo sospechoso en referencia a su “conflicto de género”, por tanto, no sería tanto el hecho de ser un padre embarazado con sus propios óvulos como el de que hubiera decidido pintarse las uñas en vez de cortarse la mano. 

Seguramente en virtud de la misma lógica que impulsa el resto de sus actos, Rubén asegura que no quiere “vender” su historia, aunque lo hará de todos modos “antes de que otro lo haga y se forre”. Según él, ha dado a conocer su situación para que la gente empiece a considerar “normal” un embarazo transexual, y tan normal como podemos se lo estamos contando. En medio de todo este follón lo que sí tenemos claro es que las posibles víctimas son los hijos, de los cuales hasta puede que alguno llegue a nacer sano y salvo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 16 de agosto de 2017