4 años subvencionando frigoríficos.

Redacción 2 abril 2009 Noticias
Imagen de 4 años subvencionando frigoríficos.
Contribuyente vs medidas de estímulo.

La actual situación exige una reflexión previa sobre los contribuyentes y las medidas de estímulo. Sin contribuyentes, no hay medidas de estímulo. Y por tanto tampoco hay medidas de estímulo que, de un modo u otro, no acaben sufragando los contribuyentes. Es algo sobre lo que tal vez merecería la pena que reflexionaran los contribuyentes navarros antes de abrazar alborozados cualquier propuesta de medida de estímulo que finalmente vaya a recaer sobre su bolsillo.

El Plan Renove 2009… 2008, 2007… y 2006.

El Plan Renove no tiene nada de excepcional. Presentado como una medida excepcional frente a la crisis, un pequeño repaso a la hemeroteca muestra que ya hubo un Plan Renove Hogar en 2008, con una dotación de 850.000 euros. No sólo eso, sino que éste a su vez ya fue precedido por otro Plan Renove en el año 2007, dotado con 560.000 euros. El cual tampoco fue el primero, puesto que antes ya se había puesto en marcha un Plan Renove 2006 dotado con 637.500 euros. La cruda realidad, por tanto, es que Navarra lleva cuatro años subvencionando la compra de frigoríficos. Es decir, que usted lleva 4 años pagando más impuestos para subvencionar frigoríficos.

La renove-dependencia.

Todo lo anterior nos sitúa ante un escenario en el que el Gobierno lleva cuatro años recaudando dinero de los contribuyentes navarros para redirigirlo hacia la compra de frigoríficos. No se trata de una medida sin consecuencias. Si en vez de haberlo pagado a la Administración, todo ese dinero hubiera permanecido en el bolsillo de los ciudadanos navarros, éstos hubieran dispuesto de ese dinero para estimular la economía, generar actividad y crear puestos de trabajo en otros sectores. En vez de eso se ha decidido inflar artificialmente la demanda en un sector, impidiendo un ajuste si era necesario, en lógico perjuicio de otros sectores. Cabe pensar por tanto si, tras cuatro años de Plan Renove, algunos sectores de la economía navarra no se encuentran fuera del mercado y en plena renove-dependencia, demorando un ajuste que tanto más severo será cuanto más tarde se produzca, y que tantos más recursos de los contribuyentes consumirá cuanto más se demore.

El capitalismo es que cierren empresas.

Tal vez resulte crudo decirlo, pero un sistema económico en el que las empresas no cierren será lo que sea, pero no es capitalismo. Sin los ajustes al mercado derivados de la apertura y cierre de empresas, no es posible el capitalismo. Donde no hay empresas que cierran es en el socialismo real. En el socialismo real no hay ajustes hasta que el sistema se colapsa, precisamente porque antes no hay ajustes.

En otras regiones, triunfa el mismo plan.

Otra cuestión interesante es la que resulta de introducir en Google los términos de búsqueda “plan”, “renove” y “electrodomésticos”. Inmediatamente se comprueba que el famoso Plan Renove “es tendencia” en todas las comunidades: Andalucía, Aragón, Cataluña, País Vasco, Madrid, Murcia. Nos encontramos por tanto ante una medida que ni tiene carácter excepcional en el tiempo, ni resuelve un problema específico de la Comunidad Foral de Navarra. Datando del año 2006, cabe preguntarse incluso si realmente es un plan anticrisis.

Un estímulo de verdad es bajar los impuestos.

Si a usted le bajan los impuestos 150 euros, no hace falta que le den 150 euros para comprar un frigorífico. Además puede usted utilizar esos 150 euros para comprar cualquier otra cosa que no sea un frigorífico: ropa, comida, calzado o lo que usted quiera. En realidad, 150 euros tienen más valor que un vale de 150 euros en una tienda de frigoríficos. Además de esta forma no se distorsiona el mercado exacerbando la demanda de un bien concreto. Lo que ocurre es que para poder bajar sus impuestos la Administración tiene que controlar sus gastos, que es justo lo que no esta haciendo. De hecho los presupuestos del 2009, en plena crisis, crecen respecto a los del año 2008. Lo que esta haciendo la Administración en vez de por ejemplo bajar impuestos es sobrecargar al contribuyente para financiar, con el aplauso general, sonados planes de estímulo. Este aplauso puede traer causa en una de estas cuatro razones: en que realmente el que aplaude deposita su confianza en los planes de estímulo; en que aplaude porque el resto del mundo aplaude, o en que no comprende en absoluto el origen y la naturaleza del dinero público. También puede que el que aplaude sea un vendedor de frigoríficos. Este análisis pretende reducir a solamente dos estas cuatro posibilidades. Reflexione y juzgue usted mismo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 27 de marzo de 2020