Fábula del muflón y la Justicia.

Comía hierba un muflón
en un collado mullido
y comiendo, distraído,
se encontró de sopetón
a Bermejo y a Garzón.
“Temí por mí, ¡qué estulticia!
¡Si estoy ante la justicia!
No puede haber cosa mala
siendo Garzón y Bermejo.”
Eso pensó, y una bala
le perforó el entrecejo.

MORALEJA

Si fías de la justicia
ten un poco de malicia.
No hagas como este muflón,
que en Bermejo y en Garzón
confió y ya es inmundicia,
y será polvo en un tris.
Y si vas a un bis a bis
con Garzón, hay una bula;
hazme caso y disimula:
ponte a leer El País.

.
.
Javier Horno.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja