Elecciones vascas y II: el entusiasmo nacional.

José Javier Viñes 9 marzo 2009 Opinión

Es difícil de entender, observando la realidad, el entusiasmo de los medios de comunicación nacionales proclamando que el nacionalismo vasco esta en declive y que al fin la mayoría en el Parlamento vasco es constitucionalista. Ello obedece a un doble espejismo: a que la composición del Parlamento se ha logrado por las necesarias y justas decisiones de los Tribunales Supremo y Constitucional; y por la brava decisión de Pachi López que ha declarado que ya vale de nacionalismo excluyente, ya vale de falta de libertad y que asume la responsabilidad de formar gobierno sin clara mayoría, pero advirtiendo que el nacionalismo tampoco lo tiene. En esta euforia nacional se admite como lógico que el PSOE y el PP se unan para desbancar al nacionalismo, olvidando que fueron intransigentes en el apoyo de UPN-PSN para combatir al nacionalismo vasco en Navarra. Se vocea el entendimiento nacional sin advertir ni reconocer, fuera y dentro, que es el modelo de Navarra que lo predica y lo ejerce. En esto gana Navarra.

     Este modelo navarro me parece más difícil en Euskadi, porque el peso en votos de ambos partidos PSOE-PP es minoritario y porque no han superado el enfrentamiento como enemigos políticos, en tanto que el enfrentamiento ideológico entre PSOE y PNV no lo es tanto en el terreno personal o afectivo. Debemos observar que Pachi López se arropa con la ikurriña, pero no con la bandera española.

     Desbancar totalmente al PNV parece muy complicado porque el PSOE no esta dispuesto a un gobierno de concentración constitucionalista No, no lo esta. Habla de gobernar en solitario para evitar la confrontación. Sí, es verdad que aunque la sociedad vasca no ha cambiado, la situación legal es distinta. El único aval para el cambio es la valentía de ir adelante de Pachi Lopèz, como un aventurero en un proceloso safari de intereses nacionalistas. El soberanismo se va a congelar por un tiempo, el suficiente, para poder cambiar muchas cosas y entre ellas el respeto a Navarra al menos desde el Parlamento vasco.

     Las dificultades son grandes, porque una vez controlado el Parlamento la incógnita está en cual es la coalición que gobierna. El candidato del PNV será derrotado. Yo creo que el PSE- PSOE en solitario, con la abstención retribuida del PNV, parece los mas razonable; y con el apoyo también rentable de los partidos que luchan por la justicia y la libertad en el País Vasco. Interesante escenario que no descarta, para mal, la repetición de las elecciones

José Javier Viñes

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 9 de abril de 2014