Cadena perpetua: protección vs reinserción.

Marcos Andía 26 febrero 2009 Opinión
Tuve ocasión ayer de leer un artículo de opinión en Diario de Navarra sobre la cadena perpetua. El artículo se posicionaba en contra partiendo de su inconstitucionalidad. A este respecto hay que decir un par de cosas. Primero, que a pesar de lo que diga el autor del artículo es discutible que la cadena perpetua fuera inconstitucional si existiera un procedimiento de revisión del caso cada cierto número de años. Otros juristas de reconocido prestigio así lo aseguran. En segundo lugar, aunque así fuera (y yo creo que no lo es) lo que procedería entonces sería cambiar la Constitución si los españoles así lo quisieran. Y para ello bastaría la aprobación por mayoría absoluta en vez de por dos tercios. Bastaría con cambiar el artículo 168 antes del 25. Lo que no tiene sentido es mantener un sistema que no funciona porque es legal. Bueno, pues en todo caso cámbiese la ley.

Pero en esta ocasión voy a ir un poco más lejos. Lo que yo creo es que lo que actualmente no se cumple en absoluto es que el fin de la pena sea la reinserción. En virtud de este principio, ningún preso podría salir a la calle sin estar reinsertado. Juzguen ustedes mismos, tratando de que no les de la risa, si es en eso en lo que estamos.

Otro argumento, y ya excedo lo explicado por don Juan José Lozano, es que existen cierto tipo de criminales que están chiflados, y que lo que les toca entonces no es la cárcel sino un hospital psiquiátrico. Si se fijan ustedes, sin embargo, éste es un debate meramente taxonómico. En vez de una cárcel para cuerdos, una cárcel para locos; en vez de hasta su reinserción, hasta su curación. Por lo demás, son exactamente aplicables los mismos razonamientos.

No quiero acabar mi artículo sin referirme, sin embargo, a lo que yo considero el quid esencial del asunto. Para mí, el fin esencial de la pena no debe ser la reinserción, sino la protección de los ciudadanos. La razón esencial de que una persona esté en la cárcel es que en la calle es un peligro. Lo que no tiene sentido es afirmar que el fin de la pena es la reinserción y luego dejar libres a los presos sin estar reinsertados. Si tal fuera el caso, todas las condenas debieran tener carácter indefinido hasta que el preso estuviera en condiciones de ser reinsertado sin ser un peligro. Lo cual, paradójicamente, en realidad me parece lo mismo que la cadena perpetua revisable que supuestamente se está refutando.  

.
.
Marcos Andía.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…
Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 4 de octubre de 2016