La normalización del vascuence.

José Javier Viñes 6 febrero 2009 Opinión

Normalizar y en consecuencia la normalización, es “restablecer la normalidad que se había perdido o alterado” y en consecuencia con la normalización del vascuence se pretende aceptar que Navarra tenía por lengua el vascuence y que es beneficioso y necesario para los ciudadanos su restablecimiento.

Si se deseara en realidad la normalización o recuperación del vascuence perdido, seria necesario acudir a recuperar la riqueza dialectal de Navarra de ciertas zonas minoritarias de Navarra ya perdida, debido la contaminación del idioma “normalizado” o estandarizado del batúa y de sus profesores guipuzcoanos. 

Grave es sin embargo, que haya políticos navarros que desprovistos de todo discurso racional y no siendo nacionalistas quieran recuperar lo anormal. Es mas grave si se hace conscientemente motivado por políticas ocultas ajenas al Gobierno que le ha acogido, como es el caso del consejero de Educación.

Se dice que en realidad lo firmado es papel mojado. En efecto: no ha habido acuerdo del Gobierno y el papel firmado, solo dice: “Que el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra y el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, en el ámbito propio de sus respectivas competencias, comparten el interés por el intercambio de experiencias e información en materia de normalización lingüística del euskera”.

Es verdad que no es el órgano común permanente que el partido del sr. Pérez Nievas aprobó en 1996, pero tampoco obedece a la política de sosiego de atención adecuada a los vasco parlantes navarros, sino a la falsa “normalización”, a la implantación del batúa que es el instrumento permanente y obsesivo de los separatistas para la obtención de sus objetivos .

José Javier Viñes.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 2 de mayo de 2011