Un lugar llamado Milagro.

Redacción 28 enero 2009 Noticias
Imagen de Un lugar llamado Milagro.

Como ya les venimos advirtiendo hace meses en Navarra Confidencial, las cuentas de múltiples ayuntamientos navarros se encuentran cercanas al colapso. Son, por analogía a los “activos tóxicos” popularizados a lo largo de esta crisis, los que nosotros hemos bautizado como “ayuntamientos tóxicos”. El primer ayuntamiento claramente tóxico ha sido Cintruénigo, pero ya advertimos que ni mucho menos sería el último. Esperábamos acontecimientos cuando venimos a enterarnos de que este año, en Milagro, las vaquillas van a ser imaginarias. Nueva definición probable de ayuntamiento tóxico: aquel en el que, a causa de la crisis, las vaquillas pasan a ser imaginarias. Mucho nos tememos que las vaquillas son sólo la mecha del cartucho.

Las cuentas de Milagro.

Mucho antes de que las vaquillas se volvieran invisibles, incluso bastante antes de la crisis, un repaso a las cuentas de Milagro muestra a este ayuntamiento como un buen candidato para derivar en tóxico. Recordarán ustedes que venimos utilizando como señales de alarma para detectar la vulnerabilidad de un ayuntamiento dos conceptos que explicamos en su día: el ahorro neto y el remanente de tesorería. Pues bien, en virtud de ambos conceptos estamos en condiciones de afirmar que la lista de ayuntamientos tóxicos seguirá creciendo a lo largo de este año. En el caso de Milagro, por ejemplo, ambas magnitudes ya eran negativas incluso antes de la crisis, en las cuentas del año 2005.

.
.

Apreciarán ustedes en el cuadro que acabamos de ofrecerles algunas singularidades. Por ejemplo, que en el año 2006 introducimos el concepto ahorro bruto en vez del de ahorro neto. La razón es que en el año 2006 tenemos algunas singularidades, como por ejemplo una importante venta de patrimonio por parte del ayuntamiento que distorsiona el aspecto de las cuentas. Es por lo que hemos utilizado excepcionalmente este concepto. Por otra parte, todavía no hemos podido conseguir hincar el diente a las cuentas del año 2007. Con estos precedentes, y a la vista de los acontecimientos, todo indica sin embargo que resultarán de lo más interesante. Y todavía estamos hablando del año 2007. Mucho nos tememos que, a no mucho tardar, todo el estado socialdemócrata del bienestar en la administración local –como las vaquillas- también se convertirá en imaginario. Seguiremos informando.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…
Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 29 de enero de 2007