Paradojas de la ruptura PP-UPN en las urnas.

Redacción 21 noviembre 2008 Noticias
Imagen de Paradojas de la ruptura PP-UPN en las urnas.
.
.
.
La consecuencia de que UPN y PP presenten sus próximas listas por separado en las próximas elecciones tendrá consecuencias, algunas paradójicas.
.
.
La mayoría absoluta.

Con los resultados de mayo del 2007, la mayoría absoluta hubiera estado 155.744 votos. UPN sólo obtuvo 139.132 votos, por lo que el actual gobierno hubiera necesitado 16.612 votos más para alcanzar dicha mayoría.

El peor escenario posible: el PP no obtiene ningún escaño, pero se queda al borde.

La exigencia de alcanzar el 3% para obtener representación parlamentaria, plantea algunas cuestiones interesantes de cara a analizar los posibilidades de un gobierno de centro-derecha (UPN-PP-CDN) presentando los tres sus listas por separado. Así, partiendo siempre de los resultados de mayo del 2007, el peor escenario para el centro derecha es el siguiente. El PP obtiene 10.712 votos, en consecuencia no alcanza el 3% y no obtiene representación parlamentaria. UPN, para hacer posible una mayoría absoluta del centro-derecha, necesitaría 155.745 votos. En este escenario, la mayoría absoluta de centro derecha sería imposible con menos de 166.456 votos. La mayoría absoluta en este supuesto, por tanto, en vez de quedar a los 16.612 votos quedaría a los 27.324 votos. Todos los votos que obtuviera el PP hasta obtener un escaño serían inútiles para el centro-derecha.

El PP obtiene un escaño.

En este supuesto, el PP necesitaría un mínimo de 10.512 votos. Para completar la mayoría absoluta, UPN tendría que sumar además otros 149.255 votos. En total 159.767 votos, 20.653 más de los obtenidos en mayo del año pasado.

El PP obtiene dos escaños.

En este nuevo supuesto, el PP obtiene 2 escaños con 12.979 votos. A UPN le bastan otros 142.765 votos para obtener la mayoría absoluta. La suma de ambas cantidades es de 155.745 votos, que es exactamente misma cantidad de votos que hubieran necesitado para obtener la mayoría absoluta concurriendo juntos.

La unión sí hace la fuerza.

Todo lo anterior, sin embargo, exige un reparto perfecto de los votos. En general, como ya resaltamos en análisis anteriores, la consecuencia de presentar listas por separado sería casi siempre en la práctica la pérdida de un escaño. En el último supuesto, por ejemplo, bastaría con que un solo voto de UPN pasara al PP para que UPN perdiera 1 escaño sin que lo ganara el PP. El PP sacaría justo 1 voto más de los que necesita para obtener 2 escaños, quedando a mucha distancia del tercero, y UPN perdería 1 escaño por 1 voto. La suma volvería a ser de 155.745 pero faltaría 1 escaño.

Diagnóstico.

La mayor pérdida de votos para el centro-derecha, por tanto, se produce cuando miles de votos del PP se pierden porque no alcanza el 3%, o porque habiendo rebasado el 3% no alcanza los pocos que le faltan para obtener el segundo escaño. Esto último sucede porque hacen falta más votos para alcanzar el 3% que para obtener un escaño, lo que hace que la diferencia entre el primer y el segundo escaño sea menor que entre el segundo y el tercero y siguientes. Por lo demás, UPN y el PP siempre perderán un escaño concurriendo por separado, ya que concurrir juntos es la única forma de evitar que a uno le sobren los votos que al otro le faltan para obtener el siguiente escaño.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 24 de noviembre de 2008