Los niños maleducados ya están aquí

Jerónimo Erro 20 noviembre 2008 Claves

Estamos tan acostumbrados a hacer chistes con los niños de la LOGSE y similares que no se si somos conscientes de la magnitud de la tragedia. Para un ideólogo cualquiera, sea cual sea su ideología, tiene que resultar emocionante y divertido poner en marcha una especie de mundo a medida haciendo borrón y cuenta nueva de todo. Nuevos modos de familia. Nuevas formas de alimentación. Nuevos horarios. Nuevas maneras de relacionarse. Nuevas costumbres. Nuevos lenguajes. Pero llega un momento en que su hermoso mundo cogido con pinzas se tambalea y se derrumba. Le falta base. Le faltan cimientos. Entonces buscan algunos apaños con los que corregir lo que ven que se les va de las manos. Y caen en las ingenuidades más tontas. Se creen que por juntar a los niños una vez al año para celebrar "San" Ghandi van a conseguir adultos más pacíficos. Se creen que por desdoblar obligatoriamente la sexualidad de las palabras vamos a tener gente más unisex y caballerosa. Se creen que después de predicar que el sexo no tiene nada que ver con el matrimonio van a funcionar mejor el sexo y el matrimonio. Se creen que por imprimir millones de folletos para denunciar el derroche de papel van a salir los chavales del colegio con unas ganas tremendas de reciclar. Y al final se llevan un chasco tremendo. 

Montan un paraíso del proletariado y acaba siendo la dictadura más infame y explotadora. Llega el momento de ser menos consumistas, de ahorrar agua, de conducir eficientemente ¿y saben quiénes son los únicos que de verdad luchan contra el cambio climático? Los mayores. Esos sufridos abuelos que recibieron una educación de manos de maestros pobres, leyendo pocos y ligeros libros, imbuidos de un ambiente clerical y dogmático en el que no se podía ser nadie sin saberse al dedillo los Mandamientos de la Ley de Dios o las Bienaventuranzas o las Obras de Misericordia. 
La educación de los niños es lo único que sigue siendo igual de lento -o más lento- que siempre. Las meteduras de pata en el campo educativo causan sus efectos años después. Parece mentira que todavía no se haya aprendido esta verdad para actuar en consecuencia. O para no actuar porque eso es lo que tenían que haber hecho algunos con sus brillantes ideicas revolucionarias: nada.


Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 9 de marzo de 2006