¿Pero qué clase de líderes tiene la derecha?

Marcos Andía 29 octubre 2008 Opinión
Bueno, ya está, Sanz por fin ha conseguido cargarse el pacto de un “pizarrazo”, que es como un servidor va a denominar en adelante esta absurda voladura. Porque se ha comentado que si había o no un pacto secreto de Sanz con el PSN para dar todos los pasos que se han ido dando. Pues bien, espero que nos hayan mentido y que exista ese pacto secreto. Porque sólo faltaría que Miguel Sanz “el claúsulas” se hubiera cargado la unidad electoral del centro derecha y ni siquiera tuviera un pacto con el PSOE. Es decir, que sólo faltaría que esto Sanz lo hubiera hecho gratis sin siquiera un compromiso a cambio del PSOE para garantizar la gobernabilidad hasta el fin de la legislatura. 

Lo cual me lleva a la pregunta del principio, acerca de la clase de líderes que tiene la derecha. Si ustedes les oyen hablar, resulta que aquí todos querían mantener el pacto. Entonces… ¿Por qué se ha roto el pacto? De nuevo el mismo dilema: o nuestros líderes nos mienten, o el resultado de que un líder de la derecha quiera A y se reúna con otro líder de la derecha que también quiere A es que al final se acaba haciendo B. Me concederán ustedes que o son unos mentirosos o son unos artistas. 

Por lo demás, era evidente cuando defendían lo mismo que o sobraba UPN o sobraba el PP en ese mismo espacio electoral. De ahí la conveniencia del pacto. Parece ser que ese hombre al que sus amigos no distinguen de Fernando Puras, pretende crear a su vez un partido que no se distinga del PSN. Y efectivamente va a ser difícil que UPN se distinga del PSN si pretende gobernar con ellos, porque el PSN –a diferencia de UPN- siempre tendrá la fuerza de poder elegir con quién forma mayoría. Por eso tiene gracia que esta ruptura, específicamente diseñada para poder pactar con el PSOE, se intente vender como una afirmación de la independencia de UPN. En adelante, esa independencia será la que les deje Zapatero.

Algunos se preguntan cuál será el espacio electoral del PP cuando presente sus propias listas. Pues la cosa es bien sencilla. Cuando UPN pacte con el PSN, tendrá que renunciar a una parte de su programa. Puede que sea el 20%, puede que sea el 50%, o puede que sea, más bien, el 99%. Todo ese espacio que deja UPN es el espacio electoral del futuro PPN. De hecho, por lo dicho, parece que el programa máximo de UPN es evitar que Nabai llegue al gobierno. Todo lo demás es espacio para el PPN. ¿Sabrá aprovechar el PPN ese espacio? Para responder a la pregunta volvemos de nuevo a la cuestión del liderazgo. A ver quién y cómo pilota ese PPN. Cervera cuenta a su favor con que ha sido el hombre que ha evitado que el voto de derechas de muchos navarros no sirviera para luchar contra los presupuestos de Z, los presupuestos del paro.

Y hablando de líderes imposible cerrar este artículo sin hablar de Yolanda Barcina, a la que Miguel Sanz, hablando coloquialmente, le ha hecho un hijo de madera, disculpen ustedes la expresión. Yo que ella me pasaba con todos los trastos al PP, que creo que anda buscando un líder. Y que le deje UPN a Catalán entero para él solito, no sólo la presidencia. Yolanda no tiene futuro en UPN porque UPN la percibe ahora como un peligro. Por eso empiezan a circular documentos, sin duda con el beneplácito del líder, a favor de la candidatura a la presidencia de Alberto Catalán. El cual es a Miguel Sanz lo que el señor Smithers al señor Burns; ustedes me entenderán, si son seguidores de Los Simpson. Claro que a lo mejor Yolanda Barcina se siente cómoda con la idea de competir por ese papel dentro de UPN y dedicarse a criar su hijo de madera. De momento no se ha quejado. 

.
.
Marcos Andía

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 30 de junio de 2009