Los ayuntamientos navarros están al borde de la ruina.

Redacción 28 octubre 2008 Noticias
Imagen de Los ayuntamientos navarros están al borde de la ruina.
..
.

Algunos conceptos básicos.

Antes de comenzar nuestro análisis, resulta imprescindible con carácter previo aclarar algunos conceptos.

Ingresos y gastos corrientes.

Podríamos simplificar diciendo que se trata de los ingresos y gastos a corto plazo de los ayuntamientos. Un ingreso corriente sería por ejemplo la contribución, y un gasto corriente el alumbrado o el sueldo de los policías municipales. El ingreso corriente más importante, sin embargo, es el ICIO, estrechamente ligado al sector inmobiliario y sobre el que nos explayaremos más adelante.

Ingresos de capital.

Estos ingresos, que podríamos decir que tienen un carácter largoplacista, son los que se derivan de la venta de patrimonio, de los préstamos y de las subvenciones del gobierno. Añadamos a lo anterior que el gasto corriente se financia con los ingresos corrientes, no con los ingresos de capital.

Ahorro neto.

El ahorro neto son los ingresos corrientes, menos los gastos corrientes, menos los intereses y la amortización de la deuda. Esta cifra, por tanto, es muy importante para saber si las cuentas de un ayuntamiento son capaces de sostener las actividades ordinarias de ese ayuntamiento. Un ayuntamiento en el que el gasto corriente sea mayor que los ingresos corrientes, es un ayuntamiento que empieza a encontrarse en una situación comprometida.

Remanente de tesorería.

Se trata de los derechos pendientes de cobro, menos las obligaciones pendientes de pago, más el dinero en el banco. Este remanente puede actuar como colchón en un momento complicado. Cuando un ayuntamiento tiene ahorro neto negativo y remanente de tesorería negativo, entonces de veras empieza a tener problemas.

.
Deuda.

Por último, tan sólo citar y añadir a la anterior relación de conceptos el de la deuda viva de los ayuntamientos. Y es que a todos los otros problemas, algunos añaden el de encontrarse fuertemente endeudados.

A todos estos conceptos básicos, que son los que vamos a utilizar para realizar nuestro análisis, hemos de añadir aún un par de consideraciones. La primera de ellas hace referencia al hecho de que a un ayuntamiento con ahorro neto negativo, como es lógico, le resultaría muy difícil obtener financiación incluso antes de la crisis financiera actual. Es por ello que para pedir un préstamo, al menos según la ley, necesita la autorización del gobierno de Navarra.

La segunda consideración hace referencia al ingreso corriente más importante de los ayuntamientos, el ICIO o Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras. Como pueden ustedes imaginarse, el ICIO ha sido la estrella de los ingresos municipales todos los años pasados, el impuesto que ha permitido la construcción de piscinas cubiertas, polideportivos, casas de cultura, ludotecas, así como la financiación de todo tipo de servicios: ciclo 0 a 3 años, servicios sociales de base, policía municipal, etc, etc, etc. Todo ello, naturalmente, deficitario.

A modo de colofón, tan sólo citar el hecho de que las cuentas que les vamos a ir presentando corresponden a los años 2006 ó 2007. Años por tanto todavía de bonanza. Algunos ayuntamientos, sin embargo, ya antes de la crisis presentan unas cuentas gravemente descompensadas. En estos momentos, el parón radical de la construcción señala que los ingresos municipales por cuenta del ICIO prácticamente van a desaparecer en 2008 y sobre todo en 2009 y en adelante. Es por ello que en todos los casos que analicemos les vamos a dar el dato del ICIO y el del ahorro neto del Ayuntamiento Correspondiente. Si el ICIO es superior al ahorro neto, rápidamente vamos a encontrarnos frente a un ayuntamiento con ahorro neto negativo y problemas, muchos problemas.

Con todos los conceptos y explicaciones anteriores, ya tenemos las herramientas necesarias para poder empezar a analizar las cuentas de nuestros ayuntamientos. Vamos a cerrar esta parte del análisis con un ejemplo: el ayuntamiento de Buñuel.

Buñuel

2006

Ahorro neto

-40.000

Remanente de tesorería

-430.000

Deuda

570.000

ICIO

190.000

Como puede apreciarse, nos hallamos ante un ayuntamiento con ahorro neto negativo, sin colchón financiero alguno al ser su remanente de tesorería negativo, y con un ICIO de 190.000 euros que el año que viene será historia. Es decir, que sin esos 190.000 euros (o sólo una fracción de ellos) y unos gastos corrientes constantes, el ahorro neto será 190.000 euros inferior al actual, que ya es de –40.000 euros. Por si fuera poco, se trata de los últimos datos disponibles correspondientes todavía al apacible 2006.

Mañana les daremos los datos de muchos más ayuntamientos navarros. Pero desde aquí ya elevamos una petición al G-8 y al G-20 para que, cuando se reúnan próximamente, incluyan en su plan de rescate financiero mundial al ayuntamiento de Buñuel.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 13 de mayo de 2010