Rajoy dice que él tampoco sabe.

Redacción 1 octubre 2008 Noticias
Imagen de Rajoy dice que él tampoco sabe.
Rajoy afirma que no sabe lo que va a hacer UPN, ni lo que va a hacer él.

Si antesdeayer era Sanz quien afirmaba no saber lo que iba a hacer, ahora es Rajoy quien reconoce que tampoco lo sabe. Interrogado ayer respecto a si un voto separado de UPN en la votación de los Presupuestos supondría la ruptura del pacto con el PP, Mariano Rajoy respondió reconociendo tener la “buena costumbre de no responder a lo que pueda pasar o no pueda no pasar”. A lo que añadió: “pase o no pase, ya veremos en su día cuáles son las consecuencias de que pase o no pase, cosa que ni usted, ni yo conocemos en este momento”.

Rajoy reconoce por tanto que no puede saber lo que va a hacer Sanz, lo cual muy bien puede ser cierto. Especialmente si Sanz tampoco sabe lo que va a hacer él mismo. Pero Rajoy sí tendría que saber al menos lo que va a hacer él. En caso contrario, podría decir que él no sabe lo que va a votar UPN, pero sí lo que haría el PP si UPN vota por su cuenta. Sin embargo, dice que no lo sabe. Es decir, que no es seguro que se vaya a romper el pacto por el voto de UPN. Lo cual confirma la jugada de Sanz, que sería abstenerse apostando porque el PP no rompería el pacto en represalia.

El razonamiento de Rajoy, por tanto, es poco disuasorio para Sanz. De hecho, Sanz podría decir que no sabía que si votaba distinto que el PP estaba rompiendo el pacto. En su defensa, podría alegar que ni el propio Rajoy lo sabía. Casi podría decirse que Sanz y Rajoy parecen ser dos fenómenos que se retroalimentan .

Sanz sube la apuesta: los Presupuestos de Zapatero son maravillosos.

Esta vez no ha sido el mismo Sanz, sino que el encargado de levantar la siguiente carta ha sido el consejero de Economía y Hacienda, Alvaro Miranda. Este ha presentado su evaluación de los Presupuestos Generales que proyecta Zapatero con un claro mensaje: si se aprueban estos presupuestos, Navarra se lleva 201 millones de euros, un 31% más que el año pasado. Un argumento que hace un 31% más fácil vender la postura de Sanz. Y esto sin que el PSOE sepa tampoco lo que va a votar UPN.

Sanz lo quiere todo.

En su artículo de opinión, Sanz insiste en que su visión de la relación con el PP es “juntos” pero “no revueltos”. Las acciones de Sanz no parecen incompatibles con este postulado. Sanz, sencillamente, lo quiere todo. Quiere los votos del PP en Navarra y quiere que el PSN le garantice la gobernabilidad. No va a ser él quien renuncie a ninguna de esas dos cosas si no le obligan. Lo cierto es que nada impide de momento que Sanz se salga con la suya. Significativo que Rajoy, a pesar de la insistencia con la que se le ha interrogado al respecto, nunca haya cerrado la puerta a otras opciones amenazando públicamente con la ruptura.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 30 de junio de 2014