Cervera desgrana la actualidad en una entrevista a Diario de Noticias.

Redacción 15 septiembre 2008 Noticias
Imagen de Cervera desgrana la actualidad en una entrevista a Diario de Noticias.
¿Le han sorprendido las palabras de Sanz?

Sí. Es un planteamiento con el que yo no contaba. Comparto con Sanz la necesidad de un pacto PSOE-PP para hacer frente a la crisis, pero no me esperaba que eso se pudiera complementar con una negociación autónoma de UPN.

Tras la intervención de Zapatero el miércoles, el PP rechaza abrir una negociación con el PSOE. ¿En qué situación queda UPN?

Sólo con el hecho de que UPN se sentara a negociar con el PSOE se estaría vulnerando el sentido que tiene pacto con el PP.

¿Sólo con el hecho de sentarse a negociar?

Sí, porque es asumir una competencia que no nos corresponde dentro del pacto.

¿Y con qué consecuencias?

Sería un motivo como para que el PP rompiera el pacto. El acuerdo con el PP tiene una textualidad, pero por encima de ello hay un marco de confianza y lealtad en el que nos hemos movido desde 1991. Si ahora UPN se sentara a negociar con el PSOE se estaría vulnerando la base esencial de ese acuerdo y el PP tendría una justificación como para romper el acuerdo. Aunque eso es algo que tendrán que decidir ellos.

¿Estaría dispuesto a votar diferente a como lo pueda hacer el PP?

Un posible pacto sobre los presupuesto antes deberá pasar por el Consejo Político de UPN. Si ese desgraciado momento llega, yo me emplearé en defender que no se suscriba.

¿Pero acataría el mandato de su partido?

Ya veríamos. Hay que tener en cuenta que si se llega a un acuerdo con el PSOE, el escenario político sería completamente diferente. Porque el pacto con el PP quedaría roto.

Sanz entiende que el acuerdo con el PP da la libertad de voto UPN.

Pero yo también tengo la responsabilidad de interpretar esa cláusula, y mi opinión es diametralmente distinta de la que hace Sanz. Los PGE son una norma que vincula a toda España, no sólo a Navarra, y nuestro voto no puede ser distinto del PP. Además, los diputados no estamos sujetos a mandato imperativo.

Pero usted está en el Congreso porque lo ha querido UPN. Se lo han recordado sus propios compañeros.

Sí, es cierto, y les agradezco que me lo recuerden. Pero también es cierto que concurrí en una coalición electoral en la que también estaba el PP, y que esa coalición está regida por una normativa que yo interpreto que dice lo que dice. Además, no creo que los que me votaron en marzo lo hicieran para que le diera mi voto a Zapatero con unos presupuestos tan malos.

¿No comparte las reclamaciones de Sanz?

Son temas muy heterogéneos. La fiscalidad de las Pymes ya ha dicho Zapatero que no lo va a aceptar. Lo del AVE, que es un asunto que no depende de los presupuestos. Y las primas a la energía renovable, por ejemplo, es un Decreto que el Gobierno aprobará cualquier día de estos, sin visos de que vaya a escuchar lo que se pide desde Navarra.

El Gobierno todavía no ha presentado los presupuestos.

Zapatero ya ha dicho que va a presentar unos presupuestos expansivos, a mi modo de ver completamente alocados y contraproducentes para nuestra economía. No sería coherente que a mí me pidieran que votara a favor de unos presupuestos desbocados que crecerán el 4%, y aquí en Navarra mis compañeros votan unos austeros que decrecen ese mismo 4%. ¿Donde quedaría nuestra coherencia política?

Rechazar una negociación directa con el PSOE va a molestar al PSN.

El PSN tiene mucho interés en dificultar nuestras relaciones con el PP para sacar ventaja electoral. Han planteado esta negociación presupuestaria como un intercambio de cromos, pero el cromo que nos piden no está en nuestro mazo. Así deberíamos habérselo dicho desde el principio.

¿Cree que han caído en una trampa del Partido Socialista?

Completamente. UPN no tendría que haber permitido que el PSN se inmiscuyeran en nuestras relaciones con el PP. Es el juego que les gusta, pero es muy mezquino. Se deberían centrar en el presupuesto navarro, que es lo que los ciudadanos esperan de ellos.

A los ciudadanos seguro que les parece bien que UPN logre mejoras para Navarra.

Hay que hacer mucha pedagogía con esto. En Madrid se tratan temas muy relevantes para los navarros, mucho más que el AVE. Por ejemplo, la economía, el empleo, la seguridad social, la inmigración, etc. Es una visión muy pacata creer que a Madrid hay que ir sólo a sacar cuatro obras y dos convenios.

¿Se ha convertido Sanz en un problema para el PP?

Esta semana se ha convertido en una incomodidad. Además, parte de esa incomodidad también me la ha trasladado a mí.

¿Por qué?

Porque luego me toca a mí explicar en Madrid cosas que ni yo mismo acabo de entender. El Grupo Popular del Congreso nos han dado mucha confianza. Nos ocupamos los asuntos referentes a Navarra, pero también cuestiones de ámbito general. Algunos diputados, que lo son del PP, tienen que contar con mi autorización para tomar determinadas iniciativas.

¿No hay una evolución ideológica detrás de estos movimientos?

En UPN siempre ha habido dos extremos. Uno más cercano al PP y otro que apuesta por romper amarras. Pero la mayoría sabe que el acuerdo con el PP nos beneficia enormemente a ambas partes, incluso para que UPN mantenga su hegemonía y la posibilidad de gobernar en Navarra. Si UPN cambia ahora de rumbo se estará condenado a pasarlo bastante mal.

Parece que Sanz está pensando en adelantar las elecciones.

Sanz ha sido muy explícito. No tiene miedo a unas elecciones si cree que hay un bloqueo político que está afectando a los ciudadanos.

¿Eso incluye un rechazo del PSN a los presupuestos?

Si eso significa que las Cuentas no permiten el desarrollo de las medidas necesarias, sí. Pero el PSN ha estado en el Gobierno, y tiene una especial responsabilidad para apoyar lo que haga el Gobierno de Navarra en una situación como la actual. Además, no creo que al PSN le interesen elecciones anticipadas.

¿Y por qué no?

Por que necesita mostrar a la sociedad que tiene una responsabilidad amplia. Sus dirigentes, además, también necesitan tiempo para consolidar su liderazgo.

Pero ahora la estabilidad del Gobierno foral depende del PSN.

Yo creo que los socialistas saben que actualmente no se dan las condiciones para gobernar en Navarra. Así que no creo que haya una moción de censura.

Todos apuntan ya a Yolanda Barcina. ¿Es la mejor candidata para dirigir UPN?

Los próximos años van a ser difíciles, y la persona que dirija el partido va a necesitar toda la dedicación, talento y coraje. No es un trabajo fácil. Yolanda tiene las cualidades adecuadas y me uno a quienes la señalan. Tiene todo mi apoyo. Pero primero tiene que decir si está dispuesta, y debe definir su propio proyecto. No creo que lo único que se le deba escuchar a Barcina es un "sí quiero". Tiene que decir cuál es su proyecto.

¿Santiago Cervera podría ser un candidato a la presidencia de UPN?

No me voy a descartar porque todavía hay muchas incertidumbres. Barcina me parece una persona idónea, pero primero debe decir no sólo que está dispuesta, también cómo va a dirigir el partido y si aporta lo que yo creo que necesita.

Sanz, en cualquier caso, seguirá al frente del Ejecutivo, así que durante al menos dos años habrá bicefalia. ¿No puede crear problemas con un Gobierno en minoría?

No es una situación fácil de gestionar. Al presidente del partido le va a tocar definir de las estrategias institucionales, y al presidente del Gobierno la gestión del Ejecutivo. Pero siempre se pueden establecer pautas que eviten los problemas.

Puede leer la entrevista completa en los siguientes enlaces:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 26 de agosto de 2014