Sanz no ha cambiado

Jerónimo Erro 8 septiembre 2008 Claves

El Presidente del Gobierno de Navarra y sus asesores ideológicos (suponiendo que estos existan) siguen con lo mismo de siempre. No es verdad, como dice la COPE, que Miguel Sanz haya cambiado. No es verdad que esté chaqueteando como un vil chamarilero en el mercadillo político del momento. Sigue igual de equivocado, pero tiene sus principios. Sería un insulto pensar que ahora vaya a votar, por ejemplo, en pro de una muerte más fácil a cambio de un tren más veloz. No es tan sencillo.

Lo que pasa es que el político Sanz y compañía, como el estereotipo del cerebro masculino, no son capaces de hacer dos cosas a la vez. No saben apuntar su artillería mas que contra un solo enemigo: el nacionalismo vasco. Aquella bendita manifestación del "Navarra no se vende" ¿se acuerdan? la convocaron los mismos que ahora se plantean apoyar al PSOE en los Presupuestos. La cuestión es que aquella protesta no se hizo contra el "vendedor" –Zapatero– sino contra el "comprador" -el nacionalismo vasco-. Sanz puede llevarse de perlas con ZP y con cualquiera con tal de que no le toquen su línea roja: el nacionalismo vasco. 

Y es muy cierto que nuestro patético enamorado euskadiano es un peligro que no descansa. Y es verdad que su ronda cansina parece más acoso que amor del bueno. Pero eso no puede hacernos perder de vista que Navarra tiene además otros adversarios. Que la identidad de Navarra, no esa "foralidad" hueca de logotipo, plan quinquenal y subvención, sino la verdadera enjundia tradicional que mantiene con vida a este viejo reino, está siendo agredida también por el socialismo, y por el liberalismo, y por el materialismo, y por el relativismo, y por el feminismo, y por el nihilismo, y por alguna que otra cosa más.

Sanz no ha cambiado. Lo ha dicho bien claro en la entrevista que tanto ha escandalizado a algunos: que en UPN caben "todos los que defiendan el Amejoramiento y la Constitución". O sea, que en UPN caben los socialistas. Porque el socialismo para Sanz no es un enemigo. Al revés. Es la eficacia, el poder fuerte, el orden racional de la sociedad, la garantía del bienestar, la solidaridad. ¿Cuándo han criticado de verdad, a fondo, don Miguel Sanz y su guardia burocrática la doctrina y las prácticas socialistas? ¿Acaso no han demostrado en sobradas ocasiones ser igual de estatalistas que el PSOE? ¿Por qué creen Vds. que el socialismo saca menos votos en las autonómicas que en las generales? ¿Por qué creen que ha sido Navarra el curso pasado vanguardia de la "Educación para la Ciudadanía"?

Sanz es coherente. Ojalá cambiara.

 

Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 9 de junio de 2017