Navarra muy cerca de la recesión.

Redacción 18 agosto 2008 Noticias
Imagen de Navarra muy cerca de la recesión.

Poco a poco se va confirmando el peor escenario que ya cabía temer en noviembre del año pasado. Ya es un hecho que, en el segundo trimestre del 2008, Navarra ha crecido un exiguo 0,2%. Este crecimiento intertrimestral, al anualizarlo, arrojaría un crecimiento de tan sólo el 0,8%. Esta es la forma en la que, por ejemplo, se calcula el crecimiento de la economía estadounidense, detonante y referente permanente a lo largo de esta crisis. Un referente que, de momento, sigue sin ofrecer signo alguno que apunte a una recuperación. Dos trimestres seguidos con crecimiento negativo constituyen ya la definición clásica (hay otras) de una recesión. Teniendo en cuenta el retraso con el que la economía europea padece los latigazos de la economía USA, el único pronóstico posible para la economía navarra es que la situación aún va a seguir empeorando. Por otra parte, todas las medidas anticíclicas que puedan tomarse ahora, si se toman (como una bajada de tipos), no empezarán a producir efectos hasta dentro de muchos meses.

Beneficios empresariales y presupuesto.

Todo parece indicar que las cuentas de resultados de las empresas navarras empiezan a reflejar el impacto de la crisis. Este impacto, evidentemente, afectará de inmediato a los ingresos fiscales de la hacienda foral navarra, que ya no esconde su preocupación ante la crisis. Para el conjunto de toda España, los Presupuestos Generales del Estado prevén en 2008 -vía impuestos directos- una recaudación de 70.000 millones de euros por IRPF y 44.000 por Impuesto de Sociedades. Una previsión que podría revelarse como ampliamente optimista frente a los últimos datos conocidos. Además, el colapso de las ventas de inmuebles se refleja en una caída del 12% en el precio de la vivienda usada desde julio del año pasado, otro dato que augura un nuevo incumplimiento de las expectativas recaudatorias en base a este tipo de transacciones. Uno de los interrogantes de esta crisis es precisamente cómo va a financiar la Administración el nivel de gasto que ha venido ostentando en tiempos de vacas gordas.

Vivienda usada.

Dación en pago.

Otro fenómeno llamativo que estaría empezando a observarse en la economía navarra es el comienzo de un proceso de acumulación de activos provenientes de sus acreedores por parte de los bancos y cajas navarros. Jurídicamente, esta figura es conocida como “dación en pago”, y consiste en que el deudor, en vez de la prestación prevista (una cantidad de dinero, por ejemplo), pacta el pago de su deuda mediante una contraprestación distinta (como la entrega de un inmueble). De esta forma, y aunque no es la opción preferida por las entidades financieras, se facilita en algunos casos la continuidad de las operaciones del acreedor y el deudor se evita la anotación como pérdida en su cuenta de resultados del importe de la deuda. Durante otras crisis anteriores, los bancos y cajas se hicieron con un importante patrimonio inmobiliario por este procedimiento, e incluso crearon sus propias inmobiliarias para dar salida posteriormente a todos los activos. Todo parece indicar que asistimos incipientemente a una nueva repetición del fenómeno.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…
Encuestas

¿Cree usted que el nuevo gobierno anima a invertir en España?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de febrero de 2007