Un republicano en el Nepal

Jerónimo Erro 29 mayo 2008 Claves

Por fin sabemos qué es lo que estaba tramando Chencho en el Himalaya. ¡Y nosotros pensando que estaba de vacaciones como un burgués cualquiera! ¿Cómo podría ser mera casualidad su estancia en aquellas tierras en vísperas de la proclamación de la nueva República del Nepal? Es indudable que este gran político español ha tenido mucho que ver en aquel cambio de régimen. Si por su culpa ha sufrido levemente la extensión oficial del vascuence en Navarra merecía la pena el sacrificio en pro de aquel lejano pueblo montañés y de sus ansias republicanas. El republicanismo internacional se puede anotar un nuevo tanto aunque, la verdad, visto el funcionamiento cotidiano de las repúblicas contemporáneas da la sensación de que hablamos de palabras, de etiquetas, de gestos, más que de realidades. No se si se han fijado ustedes que repúblicas como las de Francia o Estados Unidos se parecen más a una monarquía que la llamada monarquía española. Los jefes de estado republicanos da la impresión de que mandan más. Y no solo más que los reyes que todavía saludan desde las revistas femeninas sino incluso más que los reyes antiguos. Ya le hubiera gustado a Luis XIV mandar la mitad de lo que manda Sarkozy. Claro que en España las cosas son diferentes, como siempre. Los republicanos españoles, como Chencho, apelan a la historia y a la tradición cuando les conviene. Deberían aclararse porque eso de reivindicar el reino de Navarra para que proporcione un pedigrí político ilustre a sus propuestas independentistas no es coherente con sus amores republicanos, y me da igual que sean nepalíes, españoles, o vascos.

 

Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…
Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 2 de febrero de 2017