Ibarreche dispensará gratis una píldora abortiva.

Redacción 27 mayo 2008 Noticias
Imagen de Ibarreche dispensará gratis una píldora abortiva.
Gratis con receta.

La píldora del día después, con efectos abortivos, será gratuita -con receta- a partir del próximo mes de junio en los centros de salud de la CAV, según anunció ayer el propio lehendakari. La puesta en marcha de esta iniciativa responde al objetivo de avanzar en “la reducción de desigualdades en salud por razón de sexos”, aspiración que el lehendakari calificó de “proyecto político por excelencia para este siglo”.

No es un método anticonceptivo.

La píldora del día después no impide en absoluto la fecundación del óvulo ni, con ello, el comienzo de una nueva vida humana. El verdadero efecto de esta píldora consiste en impedir la implantación del blastocito en el útero precisamente en el caso de haberse producido ya un embarazo. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud tuvo que cambiar la definición del término “concepción” retrasándola del momento de la fecundación al momento de la implantación del blastocisto en el útero, en la segunda semana de embarazo. Un cambio claramente diseñado a la carta, introduciendo oscuros conceptos como pre-embrión o pre-embarazo, para dar cobertura a este tipo de prácticas abortivas que a partir de entonces la OMS permitió que fueran consideradas contraceptivas. Lo cierto es que no existe ninguna diferencia cualitativa entre un embrión y un pre-embrión, resultando totalmente accidental el lugar donde se encuentre ubicado. De la misma forma, nadie sabe exactamente qué es la pre-vida humana, un pre-embrión o una mujer pre-embarazada.

No reduce el número de abortos quirúrgicos.

Un reciente estudio de la revista científica Obstetrics & Gynecology revisando los efectos de la píldora del día después según los estudios efectuados hasta la fecha, revela que la popularización de la píldora no lleva aparejada ninguna disminución apreciable en el número de abortos ni en el de embarazos no deseados. Cualquier mecanismo tendente a trivializar las relaciones sexuales o el aborto, una vez más, de nuevo muestra más bien la tendencia a multiplicar el número de abortos y de embarazos indesados.

El aborto, una receta progresista para hacer posible el fin de los niños con síndrome de Down.

Recientemente, el diario El País publicaba una siniestra información en la que se explicaba cómo el aborto estaba posibilitando el fin de los niños con Síndrome de Down. Naturalmente el aborto no es un método de curación para el síndrome de Down, sino para la eliminación de los niños que lo padecen, lo que convierte el razonamiento en monstruoso. En el caso de la píldora del día después, el lehendakari Ibarreche ni siquiera podría alegar este efecto "de progreso", puesto que la interrupción de la gestación se produce de forma totalmente indiscriminada.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 23 de mayo de 2018