Los 400 euros se convertirán en Navarra en una reforma fiscal.

Redacción 6 mayo 2008 Noticias
Los 400 euros se convertirán en Navarra en una reforma fiscal.

No habrá devolución, pero UPN y PSN negocian una fórmula para que los navarros no se vean perjudicados. Esta fórmula, consistente en una reforma fiscal, a diferencia de los 400 euros tendrá carácter progresivo y beneficiará a las rentas más bajas. Aunque resulte parecido, de hecho es una medida muy distinta de la adoptada por Zapatero.

Una cena es un cena.

Desde el punto de vista político, resultaba inadmisible el coste de que los navarros se vieran privados de los 400 euros que percibirán el resto de los españoles. No es por tanto una sorpresa que el gobierno de Navarra, finalmente, haya decidido buscar con el PSN una decisión conjunta para beneficiar a los navarros con una medida equivalente.

Se sigue negociando.

El consejero de Economía y Hacienda, Alvaro Miranda, justificó la negociación por entender que “ante una medida tan amplia que se hace en el resto de España, el gobierno de Navarra tenía que tomar alguna iniciativa para que los navarros no sintieran que aquí se quedaban al margen”. Aunque se sigue discutiendo la forma concreta de la reforma fiscal que finalmente se adopte, el consejero de Economía y Hacienda Alvaro Miranda ya ha aclarado que se tratará de una reforma “con una visión más progresiva y un tratamiento mejor a las rentas más bajas”. Elena Torres, por su parte, declaró que “la postura del partido socialista era irrenunciable. Nosotros queríamos que se aplicaran los 400 euros pero éramos flexibles en las fórmulas, siempre con la premisa de que ningún navarro estuviera en peores condiciones que cualquier ciudadano del resto de España”.

Situación delicada.

Alvaro Miranda añadió que, en la actual coyuntura de crisis y desaceleración de la actividad económica, la situación por la que atraviesa la recaudación fiscal “no es muy buena”. Es por ello que advirtió que habría que “tener mucho cuidado con las medidas que adoptamos en materia de recaudación de impuestos porque con ese dinero se pagan los servicios públicos”.

Dos medidas muy diferentes.

La reforma fiscal que se está planteando como respuesta a la iniciativa de Zapatero es sin embargo una medida de naturaleza y finalidad completamente distinta. Los 400 euros, inicialmente, pudieron ser una medida de carácter improvisado y puramente electoralista. Voluntaria o involuntariamente, sin embargo, reproduce la decisión adoptada por el gobierno de George Bush para reactivar la economía americana. No se trata de una medida de carácter progresivo, tiene como finalidad inyectar liquidez directamente en el bolsillo del consumidor y su carácter es puntual e inmediato para hacer frente a una crisis reconocida. La reforma que están preparando UPN y PSN, por el contrario, será progresiva y tendrá que ser tramitada como una ley que deberá pasar por el Parlamento de Navarra. No se tratará, por consiguiente, de una medida puntual ni de aplicación inmediata. Con toda probabilidad, la crisis ya habrá quedado a nuestras espaldas para cuando los navarros podamos beneficiarnos de la reforma. Nos encontramos por tanto ante dos medidas totalmente diferentes y en absoluto equivalentes, cuya explicación en ambos casos probablemente tiene más origen político que económico. Bien está sin embargo que el dinero vuelva al bolsillo del contribuyente. Y si no sale de él, mejor todavía.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de julio de 2013