Menos regulación, menos socialismo

Jerónimo Erro 30 abril 2008 Claves

Las propuestas en positivo que hemos ido proporcionando como resumen de la crítica constructiva a la crisis constructiva se condensan en una exigencia: menos regulación, menos socialismo. No se trata de liberalizar todo para que los peces gordos se coman más fácilmente a los pequeños. No. Lo que hay que conseguir es que todos los peces del mundo, especialmente los medianos y los pequeños, podamos vivir en paz y armonía. Para ello es imprescindible redimensionar todo lo público, lo estatal, lo gubernamental, de tal forma que su papel moderador y supervisor o incluso regulador que nadie discute vuelva a su sitio. 

El problema es que todavía no ha caído del todo el muro de Berlín. En cierto modo se ha trasladado al Atlántico de forma que un sistema socialistizante, pseudototalitario e hiperintervencionista va eliminando uno tras otro los últimos resquicios de libertad y de responsabilidad que quedan a la sociedad occidental. Y no se acaban de dar cuenta de que no por ser funcionario o funcionaria será una persona más fiel y mejor cumplidora en su profesión, en la empresa, o educando niños, sino por tener conciencia. O sea, valores, principios, patriotismo, ética, religiosidad, etc. Llámenlo como quieran.

Y además, aun suponiendo que haya políticos sensatos que quieran devolver a la sociedad lo que le ha arrebatado el estado, da la sensación de que no saben por donde empezar. Porque a ver quién es el valiente que le pone al gato un cascabel que consista en reducir funcionarios, presupuesto y subvencion… Les pasa como a ese guardia gesticulante que, indefectiblemente, preside siempre los peores atascos de circulación: que no se sabe si agiliza el paso o si aturulla más a los conductores desesperados.

 

Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que es posible el sorpasso de VOX?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 16 de febrero de 2006