Cada vez somos más sumisos

Si se paran a pensarlo, a hacer cuentas, a reflexionar sobre su propia historia, verán que cada vez pagamos más impuestos. Cada vez nos cuesta más saber qué hemos hecho mal cuando nos para el coche la policía. Cada vez vivimos más atados al sistema bancario. Cada vez tenemos más deudas. Cada vez poseemos menos cosas en propiedad para toda la vida. Cada vez heredamos menos cosas. Cada vez nos da más vergüenza ser como somos. Cada vez trasnochamos menos. Cada vez salimos más en google. Cada vez tenemos más tarjetas. Cada vez salimos en más pantallas. Cada vez somos más chivatos. Cada vez tenemos más fotos dentro del ordenador (que no vemos nunca). Cada vez quedan menos vacíos legales. Cada vez tenemos que memorizar más números. Cada vez hacemos menos vida de familia. Cada vez tenemos menos amigos. Cada vez cantamos menos. Cada vez bebemos y fumamos menos. Cada vez se paga más y mejor el “voluntariado”. Cada vez -¡Dios mío!- soy más pesimista… o no.

 

Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas