El camuflaje de Nabai despista al votante nacionalista.

Redacción 12 marzo 2008 Noticias
Imagen de El camuflaje de Nabai despista al votante nacionalista.

Nafarroa Bai: el "conglomerao".

Nafarroa Bai es una suma de partidos nacionalistas que, al unirse, se presentan como no nacionalistas. La estrategia de la coalición intenta cumplir con dos objetivos evidentes. Primero conseguir un escaño para Uxue Barkos con toda la publicidad que ello conlleva, un objetivo que sólo resulta posible sumando los votos de todos los partidos nacionalistas con presencia en Navarra. La unión hace la fuerza, aunque paradójicamente sean partidos de corte independentista quienes apliquen la máxima. El segundo objetivo es camuflar el carácter nacionalista del conjunto, precisamente para romper el techo electoral del nacionalismo en Navarra. Así, una suma de partidos nacionalistas se convierte en un conjunto no nacionalista. Se pretende también que una suma de partidos no navarros se convierta en un partido navarro.

No soy transversal, soy nacionalista: ¿a quién voto ahora?

Por complejo que resulte vender un producto de tan extrañas características, no se le puede negar un cierto éxito inicial. En las elecciones del pasado 9 de marzo, sin embargo, se ha producido un fenómeno curioso. Mientras que Nabai ha conseguido arañar algunos votos más en la Ribera respecto a 2004, en cambio ha perdido votos en bastantes poblaciones de la Montaña.

Baztán

2008

2004

Nabai

38,79%

46,22%

UPN/PP

37,04%

35,01%

PSN/PSOE

19,01%

13,19%

IU

1,78%

2,15%

Alsasua

2008

2004

Nabai

27,85%

30,34%

PSN/PSOE

37,97%

32,69%

UPN/PP

24,92%

25,23%

IU

4,69%

7,77%

Lacunza

2008

2004

Nabai

44,19%

54,92%

PSN/PSOE

26,05%

21,11%

UPN/PP

22,56%

17,42%

IU

2,79%

3,69%

Lesaca

2008

2004

Nabai

50,62%

56,92%

PSN/PSOE

24,48%

18,23%

UPN/PP

19,57%

20,09%

IU

2,16%

2,83%

El éxito del dispositivo de camuflaje es tal que, según parece, algunos votantes ya no son capaces de encontrar a Nabai en el mapa político.

Las explicaciones de Nabai.

La hermeneútica nacionalista ha explicado estos números primero por la intimidación batasuna en ciertos pueblos. A continuación ha establecido que una parte del voto socialista no es socialista, sino que es un voto "prestado" por Nabai. Finalmente ha insistido en negar que los resultados globales constituyan un aval a la actual fórmula de gobierno en Navarra.

Intimidación: Lo cierto es que la intimidación es la misma para todos. Si alrededor de algunos colegios electorales hubo grupos de simpatizantes de la "izquierda abertzale", esgrimiendo teléfonos móviles en ademán de fotografiar a los votantes que desobedecían las órdenes batasunas de abstenerse, se trataba de una amenaza tan extensiva a los votantes de Nabai, que retroceden, como al resto de votantes, que avanzan. Se trata, por otra parte, de un argumento paradójico en boca de quienes, durante mucho tiempo, han estado acusando a las víctimas de la violencia etarra de beneficiarse de esa violencia porque les daba votos, por lo que en el fondo la deseaban. En cuanto una parte infinitesimal de esa violencia ha recaído sobre ellos, no sólo no se han aplicado el cuento, sino que lo han utlizadp para explicar su pérdida de votos.

Voto prestado: El mismo argumento con el que Nabai asegura que los votos del PSOE en las generales son votos suyos prestados, podría esgrimirlo el PSN para afirmar los votos de Nabai en las forales fueron votos suyos prestados. Por definición, y por extraño que les resulte a lospartidos, todo voto a los partidos es un voto prestado. El auténtico propietario del voto es el votante.


Un aval a la actual fórmula de gobierno en Navarra:
Uno de los órganos de la hermeneútica nacionalista, como el editorial de Diario de Noticias, denuncia que "Sanz se apresuró a vincular los resultados de UPN y PSN, como un aval al pacto institucional que mantienen desde el verano ambos partidos, una lectura interesada que busca asegurarse su continuidad en el poder". Lo cierto es que quien pretendió que estas elecciones fueran una segunda vuelta de las forales fue Nafarroa Bai, no Miguel Sanz. Así, por ejemplo, lo declaró hace unos días la propia Uxue Barcos: "es una oportunidad magnífica de responder en las urnas a lo que hicieron UPN-PP y PSOE el pasado mes de agosto". Las reclamaciones de Diario de Noticias, por tanto, debieran dirigirse a su patrocinada Uxue Barkos, que fue la que se presentó a las elecciones con ese discurso. Mala suerte si los resultados no lo han avalado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…
Encuestas

Y usted, ¿cómo lo ve?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 27 de abril de 2018