Crónica de la campaña.

Redacción 22 febrero 2008 Noticias
Imagen de Crónica de la campaña.

ANV se esconde en la abstención.

ANV pide a sus simpatizantes que se abstengan el 9 de marzo. Mariné Pueyo y Arantza Urkaregi leyeron un comunicado en el que afirmaron: “que lo oigan bien, estaremos el 9 de marzo, y la abstención en Euskal Herria se llama independencia”. Esta vez ni siquiera han pedido un voto nulo. No quieren que se sepa cuántas personas aún les siguen votando, han decidido esconderse en la abstención. Esta vez tampoco hay conejo en la chistera. Permitir que la ETA pudiera presentar o no a sus paramilitares era cuestión de voluntad.

“Cerveraz”.

Santiago Cervera tiene clara cuál va a ser la estrategia vencedora en esta campaña: “El vencedor será aquel que sea más veraz”. Según él, "la veracidad va a ser lo que determine la voluntad de los electores, y esto significa tratar los asuntos que de verdad afectan a los ciudadanos y actuar con integridad”. Miguel Sanz, por su parte, reclamo a sus votantes que “ni un sólo voto que nos apoyó en las elecciones forales del 27 de mayo, deje de apoyarnos en estas elecciones del 9 de marzo”. Quizá, sin embargo, no baste con repetir resultados. Hay 15.000 votantes de CDN huérfanos estas elecciones, y 155.000 votos es mejor que 140.000. Puede que muchos de ellos estén dispuestos a confiar su voto, claro que al menos habrá que tener la cortesía de pedírselo.

¿Moogi Moogi?

En fechas recientes, la diputada y concejala a tiempo parcial Uxue Barcos declaraba que las propuestas electorales del PP y el PSOE le parecían “un insulto a la razón", y sus eslóganes de campaña (“Motivos para creer” y “Las ideas claras”) “un insulto a los ciudadanos de Navarra”. Pareciéndole todos tan estúpidos e insustanciales a doña Uxue Barcos, todo el mundo esperaba del conglomerado nacionalista un eslogan portentoso. Hete aquí finalmente el eslogan alumbrado, dirigido especialmente (al parecer) a los votantes de la Ribera: “moogimoogi”. Portentoso.

CHISA: Chivite sin asiento.

Al parecer, empieza a circular el eslogan de un partido que nadie sabía que se hubiera presentado al Senado: Vota CHISA, siendo CHISA la sigla de Chivite sin Asiento. Lo cierto es que no está claro el origen del invento, ni si es una especie de broma u obedece a un plan maquiavélico. En principio, se trataría de un eslogan dirigido a los votantes descontentos del PSN. En cuanto que CHISA propone el castigo personal a Chivite y no en general al PSOE, la maniobra podría venir orquestada por el propio PSOE/PSN utilizando a Chivite como cortafuegos. En cuanto que el destinatario final de ese voto socialista pudiera ser Koldo Martínez, el origen del eslogan pudiera hallarse también en Nabai. También es posible que se trate de una ocurrencia espontanea no preparada por Nabai ni por el propio PSOE, pero susceptible de triunfar en ambos partidos por las razones señaladas. En realidad, Nabai tampoco busca realmente enfrentarse con Zapatero, sino entenderse con él. Ya le está ofreciendo un pacto en Navarra para después de las elecciones. Así pues, también a Nabai le interesa focalizar las iras en alguien distinto a Zapatero. Por no hablar, hablando de focalizar las iras, del gozo metafísico que produce en el sector lizarbista del PSN la sóla idea de quemar a Chivite en una pira. Lo cierto es que no fue Chivite quien decidió que no se pactaba con Nabai, pero se ha creado una corriente de opinión que le señala a él en vez de a Zapatero como responsable. Zapatero, por su parte, no puede estar menos que encantado con esta teoría. Chivite puede ser por tanto el próximo peón de Zapatero que ingrese en la unidad de grandes quemados. Si queda sitio, claro.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 8 de marzo de 2013