Bienaventurados los perseguidos.

Hoy leo que a Monseñor Setién le da pena que se ilegalice ANV. Y que por salud sicológica no escucha la COPE. Yo, por salud sicológica, no leo los tomazos de Setién que veo en las librerías religiosas de Pamplona, aunque supongo que a Setién eso le da igual. A lo mejor no le hubiera dado igual que le hubieran quitado las prebendas y cargos eclesiásticos, al menos para que no hubiera disfrutado de un ambón con mitra para soltar su mensaje de bonhomía con los terroristas. Para que luego digan que el Vaticano es autoritario. Entre los que escuchamos la COPE estamos gente crítica para quienes todo lo que diga fulano no es palabra de Dios. Pero que un pastor de la Iglesia venga a afirmar que el estado tiene que poner las mejillas de sus ciudadanos para que la ETA le pona un quilo de goma 2 me parece una asquerosidad. Ponga usted, Monseñor Setién, su mejilla, y deje en paz a los que piden justicia con el corazón limpio de odio y de venganza. Que no es poco tener así el corazón cuando se ha sido víctima de sus pobres marginados de ANV.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja