La inflación hostelera.

Javier Horno 7 enero 2008 Opinión
Empujado por la inercia y por las ganas, me enfundé un disfraz en la noche más vieja del año con uno de los deseo más viejos de la humanidad: divertirse. En un bar pedí dos copas, dos combinados, es decir, dos bebidas edulcoradas de poquísimo valor de producción con un chorrito de alcohol. El camarero me las sirvió en vaso de plástico y me cobraba por cada una seis euros. Hice lo que nunca había hecho: pedir la carta de precios. La descolgó de la pared y me la enseñó. Le dije que me parecía una vergüenza que me cobrara seis euros por un vaso de plástico; me contestó que si me parecía eso que me quedara en casa; le dije que yo le había hablado con educación y que la hostelería de esta ciudad no está acostumbrada a que se les reclame nada.

Lo escribo y cierta indignación me viene al recordar la escena. En Pamplona hay un sector del gremio de camareros de nula profesionalidad. Es inadmisible que un camarero te pueda decir que te quedes en casa después de cobrarte seis euros por una bebida en vaso de plástico. La vida está muy achuchada para todos, pero lo cierto es que estos bares son la gallina de los huevos de oro que los dueños alquilan a grupos que, trabajando a destajo, por supuesto, se hacen el agosto en julio, o en una noche como la de noche vieja. Pero mucha gente trabaja a destajo y a horas intempestivas y no por ello tima.

Hace tiempo que no tomo copas, porque me da grima pagar lo que por una entrada de cine o un paquete del mejor paté. Eso sí, nuestro espíritu gregario ahí nos tiene, dejándonos el gasto de la calefacción mensual en una noche de sábado. La situación se comenta por sí sola. Empiezo el año diciéndome que a veces somos un poco tontos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 22 de junio de 2016