Los agricultores no son culpables.

Domingo Martínez Madrid 26 noviembre 2007 Cartas al director / Agenda
En relación con las nuevas subidas de los precios de los alimentos, pienso que es de justicia denunciar que no se puede seguir culpabilizando a los agricultores de dichos incrementos, así como de sus repercusiones en el Índice de Precios al Consumo (IPC).

Concretamente y sólo por poner un ejemplo, en relación con la cebolla, producto que se ha encarecido hasta un 22 %, es una vergüenza que los agricultores vendan su producto a 0,07 euros el kilo, mientras los consumidores pagan por él 1,40 euros. Es decir, un 1.500% más de su precio en origen.

Los precios en origen de este producto han variado desde los 0,18 euros a los que se vendía en julio hasta los 0,07 del pasado mes de octubre. Todo ello, teniendo en cuenta que los costes de producción no bajan de los 0,10 euros el kilo, dependiendo de las variedades.

Estos datos demuestran que los precios de la cebolla han ido descendiendo paulatinamente durante la presente campaña, lo que ha llevado a algunos agricultores a almacenar su producto en espera de precios más dignos. Por todo lo anterior, es importante manifestar que el agricultor no es el culpable de la subida incesante de los precios al consumidor, sino una víctima más incapaz de conseguir un precio digno para su producto.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…
Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 1 de febrero de 2010