La carga impositiva de los navarros I: patrimonio.

Redacción 19 noviembre 2007 Noticias
Imagen de La carga impositiva de los navarros I: patrimonio.
Según el artículo 2 de la Ley Foral del Impuesto sobre el Patrimonio, “el Impuesto sobre el Patrimonio es un tributo de carácter directo y naturaleza personal que grava el patrimonio neto de las personas físicas”.

A continuación, la Ley establece que el patrimonio neto es “el conjunto de bienes y derechos de contenido económico de que sea titular, con deducción de las cargas y gravámenes que disminuyan su valor, así como de las deudas y obligaciones personales de las que deba responder”.

Es decir, que el patrimonio es todo lo que se tiene menos todo lo que se debe. Lo que queda, es lo que grava el impuesto sobre el patrimonio.

Forman parte del patrimonio, por ejemplo, la vivienda, el coche, el dinero de la cuenta corriente o la cartera de acciones.

El artículo 29 de la Ley sentencia que “el Impuesto se devengará el 31 de diciembre de cada año y afectará al patrimonio del cual sea titular el sujeto pasivo en dicha fecha”.

Se trata de un impuesto particularmente injusto, a través del cual la administración cobra una y otra vez al ciudadano los mismos ingresos. Por ejemplo, el ciudadano tributa sus ingresos a través sel IRPF, y ése mismo dinero tributa otra vez y anualmente como patrimonio por ahorrarlo en la cuenta corriente, por invertirlo en un fondo de inversión o por utilizarlo para comprar un coche. Estamos por tanto ante un auténtico instrumento de expoliación contra el ciudadano.

Es por ello que, a pesar de su injustificable persistencia, se trata de un impuesto que ha ido retrocediendo progresivamente. Así, estos días ha sido noticia en la Comunidad Autónoma de Madrid el anuncio de que primero se iba a reducir este impuesto desde el tipo máximo del 2,5% hasta el 1,5%, antes de ser totalmente suprimido para el año 2011.

En Navarra, la Ley Foral 19/2005 de 29 de diciembre, restringió la obligación de declarar a aquellos sujetos cuya base imponible “resulte superior a 300.506,06 euros”. En el caso de matrimonios que declaran conjuntamente, se dobla la citada cantidad. La vivienda habitual se halla exenta de pago hasta los 150.253,03 euros. A pesar de ello, la recaudación de este impuesto en Navarra ronda los 50 millones de euros. Aunque pequeño, la supresión de este impuesto se trataría de un paso en la dirección correcta. Alvaro Miranda, Consejero de Economía y Haciendo, ha sugerido que Navarra podría seguir próximamente el paso dado por Madrid.

En el caso pionero de la Comunidad de Madrid, donde ya se ha puesto fecha a su desaparición total, se ha dado la circunstancia de que incluso el partido socialista madrileño ha apoyado la medida, y hasta ha lamentado queno se aplique inmediatamente.

Sería interesante, por tanto, que el Gobierno de Navarra estudiara esta medida para ser por lo menos el segundo. No se entendería tampoco que el PSN se opusiera a esta medida respecto a los navarros allí donde el PSM está dispuesto a aliviar a los madrileños.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 4 de octubre de 2012