¿Descansen en paz?

Jerónimo Erro 15 octubre 2007 Claves

Hace algunos años el chiste habitual recalcaba la inutilidad de las tapias de los cementerios: “porque ni los de fueran quieren entrar, ni los de dentro pueden salir”. Pero en Burlada ya nadie se ríe de los “graciosos” que hasta siete veces en lo que va de año han entrado en su cementerio para destrozar cruces, romper lápidas, esparcir huesos y quién sabe si para realizar algún rito espiritista. 

 

Ante noticias como esta resulta cada vez más habitual que la indignación primera se concrete en propuestas de tipo presupuestario y legalista consistentes en elevar varias cosas a la vez: la altura de la tapia, la calidad de la cerradura, el sueldo del enterrador, la plantilla policial y la iluminación nocturna.

 

“También a los viejos faraones les asaltaban las tumbas” – dicen los optimistas -. Pero yo creo que todo esto de Burlada, más que una excusa fortuita que justifique nuevos gastos municipales y sociales, es un síntoma, como una fiebre, consecuencia de un problema algo más profundo. Se me ocurre una idea: ¿por qué no se programa en los colegios una nueva asignatura que enseñe a comportarse y a respetar al personal? Se podría llamar, por ejemplo, “educación para la ciudadanía” y tendría que servir para todo, claro, para la “polis” y para la “necrópolis”. Para la vida política y para la “ciudad celestial”. Creo que se lo voy a proponer al consejero.

 

Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 1 de abril de 2015