Esos malditos pantanos.

Adolfo Pérez-Jacoiste 11 octubre 2007 Opinión
Miren ustedes, yo podría entender que, por una razón u otra, un pantano no se hubiera construido bajo las adecuadas especificaciones técnicas o con las pertinentes medidas de seguridad. Es teóricamente posible que una cosa así pudiera suceder, y por tanto lo acepto como hipótesis. El problema es cuando alguien sostiene que TODOS los pantanos construidos están a punto de explotar. Evidentemente algo falla en este razonamiento, y no precisamente el pantano. Si mañana se construye otro pantano, no cabe duda de que quienes profetizan el colapso de Itoiz y Yesa también profetizarían el colapso del nuevo pantano. Eso sin duda tendrá un nombre desde el punto de vista de la psicopatología: pantanofobia, inundafilia, nacionalismo o estulticia, qué se yo. Esto es como si, por ejemplo, el señor Zabaleta compareciera ante los medios, muy serio y cinrcunspecto, diciendo que el día 15 de noviembre el señor Gutiérrez (por poner un ejemplo) morirá a causa de un infarto de miocardio, y argumenta su afirmación con radiografías, electrocardiogramas y testimonios varios de la mujer, la amante, el butanero y una ONG irlandesa independiente. Sería un poco raro, pero podríamos creerlo. El problema es cuando el señor Zabaleta sale y nos anuncia que quienes van a sufrir un infarto el día 15 son todos los ciudadanos cuyo apellido empieza por la letra G. ¡Hombre!, diríamos, definitivamente a ZB se le ha ido la olla. Por eso recomiendo vivamente al señor Zabaleta y a sus juventudes del partido que se centren: o Itoiz o Yesa. Elijan uno y dedíquense a dar la matraca sólo con ése. Al oponerse a todos, pierden ustedes toda su credibilidad. Por cierto: lo progresista es construir pantanos, no pasar sed o inundarse.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que es posible el sorpasso de VOX?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 9 de septiembre de 2020