ANV se quita la careta que le puso el gobierno.

Redacción 7 septiembre 2007 Noticias
Imagen de ANV se quita la careta que le puso el gobierno.
No hubo sorpresas en el pleno del Ayuntamiento de este viernes. Tal y como se esperaba, ANV no condenó la violencia de ETA, sino que se refugió en las típicas coartadas batasunas de que “el sufrimiento está en la sociedad, no sólo en una parte” y que “hay que atender a todas las víctimas del conflicto”. Una de las partes, para Mariné Pueyo, es la que pone la nuca, y la otra la que aprieta el gatillo. Para la concejal de ANV, el sufrimiento del que pone la nuca es el mismo que el del asesino que, tras apretar el gatillo, es perseguido a causa de ello por la justicia. Para ANV, ambos son “víctimas del conflicto”.

Uxue Barkos se mostró satisfecha del “tono” del texto de condena aprobado, que calificó como “diferente” del habitualmente utilizado por UPN. En realidad, es más bien el tono de los defensores del proceso-trampa el que cambia en función de las negociaciones o los atentados de ETA. La alcaldesa fallida de Pamplona, no obstante, echó un capote a ANV declarando su esperanza de que la no condena de ANV no sea “una herramienta para aplicar la Ley de Partidos”. Como es bien sabido, el nacionalismo vasco apoya la presencia de ETA en las instituciones al mismo tiempo que asesina a quien le estorba en esas instituciones, ello al margen de que se pueda demostrar o no que ANV sea Batasuna o que Batasuna sea ETA. Bien es cierto que el nacionalismo vasco no se caracteriza por estorbar a ETA en las instituciones y que por tanto tampoco se caracteriza por estar en su punto de mira. El alegato de doña Uxue en contra de la aplicación de la Ley de Partidos a ANV es buena muestra de ello.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 2 de noviembre de 2018