Hasta hace dos días, el gobierno de Navarra no sabía nada de las reuniones con ETA.

Las reuniones en Estíbaliz, habrían contado con la presencia de “Txeroki” y la mediación del obispo Uriarte, que en este asunto actuaría a título personal y no como representante de la Iglesia.

La reciente campaña de Interior, exhibiendo carteles con las fotos de los etarras más buscados, podría ser al parecer una forma de quemar a un sector de ETA aún más radical que el del propio “Txeroki”, al que se estaría obligando a quedarse “en la nevera” mediante la revelación de su imagen e identidades.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja