La objecion consiste en contradecir a los ministros

Jerónimo Erro 28 julio 2007 Claves

Por eso se llama objeción de conciencia. Porque llega un momento en que decides que ni la multa, ni la cárcel, ni la amenaza de un ministro te van a obligar a hacer algo que va en contra de tu conciencia. Y ante esa determinación el Estado -que está para que haya orden y la gente viva feliz con sus cosas, no para imponer la ideología progre- no podrá hacer otra cosa que achantarse y respetarte y tolerarte y hacer una excepción contigo. 

Es comprensible que los gobernantes se sientan fastidiados por la cabezonería de una parte de los ciudadanos pero ¿qué van a hacer? ¿rescatar ahora para la EpC la autoridad y el respeto que con tanto empeño han ido eliminado de las aulas?.

Eso es todo lo que tiene que pasar -de momento- con la asignatura de “Educación para la ciudadanía”. Otra cosa es lo que pueda y tenga que hacer el consejero de educación de Navarra. De eso hablaremos otro día. Ahora lo que constato es que hay, lógicamente, un tira y afloja. Así que si en vez de ser uno el que objeta son decenas de miles pues mejor.

 

Jeronimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 1 de julio de 2007