En el PSN se empieza a pedir la dimisión de Puras.

A la voz de Mari Carmen Ochoa se suman otras como María Consuelo Santos Muñoz, secretaria de organización del PSN en Monteagudo: “Yo, particularmente, aunque sé que comparten mi postura varias agrupaciones, estoy dispuesta a pedir la dimisión de Puras y de Chivite en el próximo Comité Regional”. Consuelo Santos añade que incluso tras los casos de corrupción de Urralburu, Roldán u Otano veía a la militancia menos desanimada: “Entonces hubo personas que actuaron mal por sus ambiciones y han pagado por ello, pero en ningún momento me removieron mis ideas ni me crearon la rabia de haber confiado en ellos. Nos engañaron de otra manera y ahora lo he vivido más en primera persona. Ha sido un palo terrible”.

Diario de Noticias, además de las anteriores, apunta muchas más opiniones similares entre “cargos relevantes del PSN, miembros del Comité Regional y agrupaciones locales de la Ribera”, aunque algunos de ellos prefieren no mostrar sus opiniones en público. “Indignación", "decepción", "desilusión" o "enfado" parecen ser los sentimientos más extendidos entre las bases socialistas.

Todo ello dibuja un panorama desolador para el PSN, del que UPN debiera ser consciente. El PSN esta fundido y los próximos movimientos dentro del partido son imprevisibles, aunque lógicamente irán encaminados a recoser el partido. Nadie puede buscar estabilidad dentro del PSN. Si UPN quiere estabilidad no debe buscarla en el PSN y en un gobierno minoritario y precario, sino en unas nuevas elecciones.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas