Educación para la ciudadanía y objeción. Navarra en el punto de mira.

Pedro Basterra 28 junio 2007 Cartas al director / Agenda
Educación para la ciudadanía y objeción. Navarra en el punto de mira.

A veces la falta de información, otras el exceso de la misma y en muchas ocasiones las prisas propias de la sociedad en la que vivimos, nos impiden pararnos a reflexionar y ordenar todos los datos que nos llegan en la cabeza, analizarlos y tomar decisiones con criterio bien meditado. Por eso frecuentemente nos es útil que nos den un aldabonazo para hacernos realmente conscientes de situaciones en las que estamos inmersos. Quizá la lectura de estas líneas sirvan para informar y ordenar ideas, hacer pensar y ayudar a adoptar actuaciones coherentes con el modo de pensar de cada uno. El tema que nos preocupa, y mucho, es la asignatura de educación de para la ciudadanía que se va a impartir de manera obligatoria en el colegio al que llevas tus hijos, sea cual sea, dentro de poco más de dos meses (es decir, en este curso que va a empezar). Pero ¿Qué es esta asignatura?. ¿Qué implicaciones trae?. ¿Por qué crea tanta polémica?. ¿Qué actitudes puedo tomar respecto a ella?. Voy a intentar contestar a todas estas cuestiones de forma ilustrativa.

1- La asignatura Educación para la ciudadanía es una materia obligatoria que se va a empezar a impartir en todos los colegios de Navarra el curso que viene. El objetivo es educar a tus hijos de acuerdo con las convicciones ideológicas, morales y afectivas que el Estado decide que son las que deben tener. De este modo se te conculca el derecho de decidir que valores quieres transmitir a tus hijos, arrogándose el Gobierno la potestad de hacerlo. Es una estrategia utilizada por todos los regímenes totalitarios (nazional-socialismo, marxismo, fascismo, integrismo islamista…). En resumen: Obligatoriamente tus hijos van a ser educados bajo los valores que el Estado decida como
buenos.

2- En cuanto al contenido del temario mezcla cosas con las que posiblemente estés de acuerdo con otras con las que no comulgues, produciendo sibilinamente un auténtico adoctrinamiento en cuestiones como el concepto de familia, el comienzo y el final de la vida humana, la sexualidad, las religiones… En toda la materia se respira de fondo un enfoque plenamente individualista encaminado a defender un laicismo, subjetivismo y relativismo (ellos lo llaman pluralismo) incuestionables. Para que te aclares van a explicar a tus hijos que existen muchos modos de familia y de vivir la sexualidad, que hay vidas humanas defendibles y otras no…. Y que cualquiera de estas opciones u otras que se te ocurran sobre cualquier materia son igual de buenas.

3- Esta asignatura se va a impartir obligatoriamente en horario lectivo, pero no van a ampliar el número de horas. Va a ser una hora semanal a costa de quitársela a otra materia. ¿Por qué no le preguntas al director de tu centro a costa de cual va a ser? Haz la prueba. Verás que a tu hijo le van a dar una hora menos de … lo que te imagines a cambio de una hora de “moral de Estado”.

Una vez conocido el panorama ¿Qué podemos hacer?. Hay pocas opciones y se resumen en tres: La primera aceptar la asignatura tal cual porque estás de acuerdo tanto con el espíritu de la ley como con el contenido de la materia. La segunda decidir que no quieres que a tu hijo lo adoctrine nadie y objetar en conciencia por parecerte una ley injusta (independientemente de los contenidos de la materia). Y la tercera, si tienes oportunidad, según la posición que adopte tu centro educativo, admitir que la imparta a tu hijo adaptando el temario según el carácter propio del mismo.

Pero como todas las decisiones humanas, esta también tiene sus consecuencias, y estas
pueden ser:

1- Si aceptas la ley como tal tu hijo será educado según el capricho y la ideología
del gobernante de turno, no según tu criterio.

2- Puedes objetar y decidir que tu hijo no va a asistir a las clases de esta asignatura, por parecerte una ley injusta en si, independientemente del contenido. Aumentas la posibilidad de que tu hijo sea educado por ti, y según los valores que consideras buenos para el. Y además si el número de objetores es suficiente puede caer la ley. ¿Van a suspender a miles de alumnos?. ¿Van a aumentar las cifras de fracaso escolar?.

3- Si en tu centro educativo han decidido objetar al contenido y/o adecuarlo al ideario propio del mismo y no objetas, tu hijo recibirá la educación de la línea educacional del centro que has elegido, siempre a costa de otra asignatura. Puede parecer una buena solución pero tiene varios inconvenientes que merece la pena valorar:

a. Es profundamente insolidario. Es posible que tu centro no haya podido acoger a toda la demanda de alumnos que han recibido. ¿Vas a mirar a estas familias a los ojos y decirles “yo estoy tranquilo, como a mi hijo no le afecta”? Puedes aplicar lo mismo a todos los padres que por cualquier motivo (económico, de cercanía, etc) no pueden llevar a sus hijos a un centro como el tuyo, o por cualquier razón de libre elección han optado por otras opciones.

b. ¿A tus hijos no les afecta?. ¿No van a salir a la calle y convivir, hacer planes, enamorarse… de otras personas que habrán sido adoctrinadas desde el Estado?

c. ¿Es cierto que se puede adecuar un programa oficial a un temario distinto? ¿Y si cae un comentario de texto en Selectividad o peguntas sobre esta asignatura sobre el tema, que contestará tu hijo?

Por último, según mi parecer, la postura de impartir o aceptar la asignatura con un contenido adaptado al carácter e ideario propio, si tienes esa oportunidad, puede ser la más fácil y posiblemente la más egoísta. No sirve la excusa de que hay que cumplir la ley. Solo hay que cumplir las leyes justas. En los campos de exterminio nazis cumplían la ley.

Me daré por satisfecho solamente con que este artículo te haya hecho pensar un poco, tanto a ti como padre o madre, como miembro de una APYMA u otras asociaciones, como director de un centro educativo o como docente. No vaya a ser que nadie piense que pueden más los motivos económicos (conciertos, vender los libros de la asignatura…) sobre el bien común de toda la sociedad.

Piensa que ante otras leyes injustas quizá has pensado: que objeten los médicos, que objeten los jueces, que objeten los farmacéuticos, que objeten los concejales, que objeten los políticos… Ahora te toca a ti. ¿Una cosa es predicar y otra dar trigo?

Pero realmente ¿Con la objeción se consigue algo?: Pondré dos ejemplos claros: La mili cayó por la objeción de conciencia. En Navarra no se practican abortos por la objeción de conciencia de los médicos (aunque tristemente acabemos pagando para que los practiquen en otras comunidades, pero esto sería otro tema) ¿Por qué está nervioso el Gobierno?. ¿Por qué carga contra los objetores?. ¿Por qué no carga contra los que adaptan el programa a su “carácter propio”?. Saben que miles de objeciones hacen imposible su ley. Y eso es lo que temen: miles de pupitres vacíos.

Como información final, quizá no sepas que Navarra es comunidad “piloto” junto con otras dos en España, y que si ven que aquí se implanta sin problemas ni contestación social se extrapolará al resto del País. De nuevo nos ha tocado ser punta de lanza, laboratorio de pruebas. El futuro depende en parte de que muchos navarros objetemos, tanto familias individuales, como centros en bloque. En nuestras manos está. Esta vez no valen balones fuera, medias tintas, posturas cómodas. Nadie nos va a sacar las castañas del fuego. A veces hay que quemarse. Ánimo y adopta una decisión realmente en conciencia, no vaya a ser que cuando crezcan tus hijos te pregunten ¿Y qué hiciste tu?.

Al terminar este artículo me voy a bajar el formulario de objeción de la página de profesionales por la ética o cualquier otro y lo voy a presentar ya en el centro educativo de mi hijo. Aunque este año no le toque recibir la asignatura. Que sepan que cuando corresponda él no irá a esa clase. ¿A qué voy a esperar?. ¿Y tu?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 6 de noviembre de 2014